Florencio Varela

Entró a robar, aspiró cenizas de un muerto pensando que era cocaína y lo asesinaron

El ladrón tenía 22 años. A 150 metros de la casa lo mataron a trompadas.
martes, 4 de junio de 2013 00:00
martes, 4 de junio de 2013 00:00

Un delincunete de 22 años llamado Juan ingresó a una casa del barrio Villa López Romero en Florencio Varela. Tras revolver la vivienda escapó con dinero y una caja de madera. Facundo, de 17 años y uno de los dueños del domicilio, lo vio y dio aviso a sus dos hermanastros. Los tres siguieron al delincuente y a menos de 2 cuadras lo molieron a golpes.

De acuerdo a lo que publica el diario Crónica, en un primer momento la Policía creyó que se había tratado de un ajuste de cuentas entre conocidos del barrio. Pero poco después se conocieron más detalles del caso. Al parecer, la brutal agresión fue desatada cuando los hermanos le pidieron la urna que contenía las cenizas de su madre cremada.

"El polvo me lo aspiré", respondió el joven asaltante. La insólita respuesta provocó la reacción de los tre hermanos quienes atacaron al ladrón. Le dieron patadas y lo apuñalaron causándole la muerte. Para los policías, la declaración del menor de los hermanos y la versión de que el delincuente se aspiró las cenizas es una manera de justificar el ataque.

Según pudo averiguar ese medio, la víctima "era un raterito que robaba lo que podía, incluso en el barrio donde vivía con su mamá y sus hermanitos". La semana previa, había robado una camioneta Ford Ranger, hecho por el cual también sufrió una paliza. "Todos lo conocían, andaba drogado, se sabía que iba a terminar mal", coincidieron los vecinos.
Tras la muerte del ladrón, el joven de 17 años recuperó la libertad, no así sus hermanastros, Esteban (24) y Benigno (30), cuyos domicilios actuales, en la localidad de Bernal, fueron allanados en las últimas horas. Durante el procedimiento encontraron objetos cortantes y una manopla, que habría sido utilizada durante el crimen.
 

Comentarios

Otras Noticias