El agente policial Ramón Valdez espera resoluciones por cuatro hechos

Esperan decisión del juez por el funcionario acusado de torturas

De las causas elevadas a juicio por la Fiscalía de Belén, en 3 fue sobreseído y las restantes fueron apeladas.
sábado, 8 de junio de 2013 00:00
sábado, 8 de junio de 2013 00:00

Un agente de la Policía de la provincia identificado como Ramón Javier Valdez, afectado laboralmente a la dirección de Coordinación y Ejecución de la provincia, cuenta con cuatro causas firmes por presuntos episodios de torturas acaecidos todos en el departamento Belén hace 11 años. Desde la Subsecretaría de Seguridad aseguraron que una vez que se confirme que la causa seguirá su camino hacia un juicio -se encuentra apelada la elevación- se tomarán medidas administrativas sumariales para determinar la situación del empleado.
Valdez se desempeña como empleado administrativo de la citada dirección dependiente del ministerio de Gobierno desde el 14 de enero de 2013; esto fue dispuesto por medio de una resolución de la Subsecretaría de Seguridad. Ayer trascendió en medios de comunicación que el empleado cuenta con varias causas judiciales sin resolver hasta el momento. El agente fue imputado por un total de siete hechos de privación ilegítima de la libertad, amenazas, apremios y torturas ocurridos supuestamente durante una investigación policial realizada en Belén que intentaba dilucidar la muerte de una mujer identificada como Dionisia Aybar.
Según la investigación realizada por el Fiscal de Belén, Jorge Flores, el agente policial sometió a varias torturas a supuestos testigos valiosos de la causa con la clara intención de sonsacarles una confesión o datos de relevancia para avanzar en la pesquisa. En aquel momento, Valdez se desempeñaba como Oficial Principal y se estima, de acuerdo a la letra de la requisitoria de elevación a juicio de estas causas, que el agente golpeaba a los detenidos ilegítimamente y los atormentaba psicológicamente por medios de amenazas varias e incluso, en dos casos particulares, usando su arma de fuego -la cual colocaba en la boca de un detenido amenazando con dispararle- y dejando a otro detenido parado, bajo amenaza de muerte, durante casi un día entero sin poder cambiar de posición en ningún momento.
Tras haber sido imputado por estos hechos, la defensa legal de Valdez presentó sendas oposiciones jurídicas y logró que fuera sobreseído en tres de los supuestos hechos -los que no involucran torturas- mientras que la acusación persiste en los otros cuatro casos. Al ser elevada a juicio la causa completa, se presentaron oposiciones también ante esta medida procesal y por el momento el juez Moreno, encargado de dirimir la cuestión, todavía no se ha expedido.
Por otro lado cabe destacar que si bien se estipulaba que el agente diera una conferencia de prensa para aclarar su situación públicamente, ésta fue abortada. No obstante se espera que durante la semana entrante se emita alguna clase de respuesta oficial, tanto por parte del agente como por parte del organismo donde se desempeña.

Comentarios

Otras Noticias