Se realizó una visita a los edificios policiales

Las condiciones en las que se alojan detenidos en Andalgalá son inhumanas

El juez de Garantías señaló que los lugares no están aptos para alojar a una persona.
jueves, 4 de julio de 2013 00:00
jueves, 4 de julio de 2013 00:00

La visita del juez de Garantías Rodolfo Cecenarro a las instalaciones policiales de Andalgalá dejaron al desnudo las inhumanas condiciones en las que se encuentran las personas que son detenidas en el departamento.
Mientras la Alcaidía de la Unidad Regional VI que hace un año y medio está clausurada por la misma cuestión sigue deteriorándose cada vez más, ahora el juez señaló que la improvisada subcomisaría de Chaquiago no está en condiciones de seguir alojando presos, tal como se había señalado hace un mes en un informe de este matutino.
En medio de la inspección, el magistrado consultó al comisario inspector Daniel Romero respecto a los plazos de restauración que se habían previsto para el edificio que se ubica frente a la plaza principal de la ciudad. Ante ello el uniformado manifestó que no había información oficial.
La alcaidía policial se encuentra actualmente en un total estado de abandono. Sin techo, con las paredes totalmente destruidas por la humedad y con filtraciones de un pozo ciego que se encuentra abierto.
Desde el cierre -ordenado por el mismo juez- del lugar, se dispuso temporalmente que las personas en conflicto con la ley sean alojadas en la subcomisaría de Chaquiago. La medida iba a estar vigente por un plazo de 30 días hasta que concluyan las reparaciones, de hecho las mismas iniciaron pero se desconocen los motivos de su no finalización.
En Chaquiago, de la inspección se desprendió que tampoco reúne las condiciones necesarias para alojar a alguien sino todo lo contrario.
La suerte de calabozo se compone de un angosto pasillo donde apenas hay lugar para un colchón disminuido en su tamaño, deteriorado por los años de uso y con toda la goma espuma por fuera. No hay colchas y el lugar no tiene luz ni agua, por lo que en invierno los internos deben soportar las inclemencias climáticas y la oscuridad total. Al momento de la inspección sólo se encontraba en el lugar una persona, pero en algunos momentos se llegaron a alojar hasta cinco detenidos.
La situación es preocupante, las áreas responsables de brindar a la justicia estos espacios no toman cartas en el asunto y ahora los detenidos pasarán directo hacia el Servicio Penitenciario.
 

Comentarios

Otras Noticias