Asesor del ministerio de Gobierno y Justicia

Entraron a robar en la casa del funcionario Nicolás Verón

Los malvivientes se apoderaron de electrodomésticos y dinero en efectivo.
lunes, 19 de agosto de 2013 00:00
lunes, 19 de agosto de 2013 00:00

Uno de los asesores del ministerio de Gobierno y Justicia, Nicolás Verón, fue víctima de la inseguridad durante el transcurso del domingo luego de que malvivientes ingresaran a su domicilio, aprovechando su ausencia. En diálogo con El Esquiú.com el funcionario relató cómo se dio la situación: “Como a las tres de la tarde me ausento de mi domicilio, aprovechando el día, me fui con mi hijo al parque, estuvimos jugando y luego fui a la casa de mi madre. A la noche regresé a mi vivienda y cuando entro veo que la puerta de atrás estaba abierta de par en par”.
Verón agregó que encontró todas las cosas desacomodadas y el dormitorio “dado vuelta”. “La verdad se llevaron más que nada electrodomésticos, ropa y algunas documentaciones mías, había cobrado el sueldo y tenía unos ahorros que también se llevaron”, señaló. Fuentes cercanas a la investigación confirmaron luego que se trataba de una fuerte suma de dinero.
Luego de haberse topado con el escenario del ilícito, Verón dio aviso a la policía y minutos después arribó al lugar personal de Comisaría Sexta y Unidad Judicial Nº 6. “Vinieron y tomaron huellas dactilares, me tomaron la testimonial, me preguntaron qué se habían llevado y todas las cuestiones de rigor”, dijo Verón.

Inseguridad

Consultado respecto a su opinión sobre la problemática de la inseguridad en la provincia, el funcionario habló de largas épocas de exclusión social, destacó los esfuerzos que se están realizando en la gestión y hasta hizo un pequeño “mea culpa”: “Como funcionario de gobierno tengo la plena seguridad de que en dicha área se está haciendo absolutamente todo lo que se tiene que hacer y está a mano para tratar de paliar y resolver esta situación, que no es algo particular de Catamarca, sino que se viene dando a nivel región y pais. Lamentablemente vivimos en una provincia donde la exclusión social ha convivido entre nosotros durante muchos años y también la responsabilidad no es tan solo de la policía, sino que hay que hacer un mea culpa, por ahí mis prioridades pasaron por otros lados y no por tomar los recaudos necesarios para vivir en una casa segura”.
Verón señaló que si bien su casa se encuentra cerrada y tiene una tapia, no cuenta con ningún otro elemento para complicarles la tarea a los delincuentes. “Calculo que voy a tener que poner algún alambre de púas y rejas para que no sea tan fácil el acceso. Tengo la mala suerte entre comillas de colindar con sitios baldíos o en construcción, donde seguramente se les hizo más fácil pasar inadvertidos para entrar a mi vivienda”, concluyó.

Comentarios

Otras Noticias