Violento asalto en Valle Viejo

“Fueron tres horas en el infierno”, relató Salazar

“No le deseo a nadie lo que pasamos, me duele mucho relatar lo que hemos vivido", agregó.
viernes, 2 de agosto de 2013 00:00
viernes, 2 de agosto de 2013 00:00

Esta mañana en declaraciones radiales, el comerciante de apellido Salazar, propietario de “La Casa del Freno y el Embrague”, relató de qué manera fueron golpeados, torturados y maniatados todos los integrantes de su familia.

“No le deseo a nadie lo que pasamos, me duele mucho relatar lo que hemos vivido, la forma en que me trataron, ver que torturaron a mi hijo no se lo deseo a nadie. Le pegaron padas en la boca, le pisaban la cabeza, lo picaneaban, no entiendo tanta violencia", manifestó el damnificado y agregó muy acongojado, “no opusimos resistencia, les dijimos que se llevaran todo estaban fuertemente armados y muy agresivos, en reiteradas veces nos gatillaron en la cabeza. El calvario duró tres horas, entraron a las 9:30, fue interminable”.

Salazar señaló además que no se explica cómo la policía demoró tanto en llegar, “en el fondo de mi casa hay una vecina que llamó al 911 realizando la denuncia de un sospechoso que estaba estacionado frente a la casa y la policía nunca pasó por el lugar, salieron por el fondo de mi casa, la vecina los vio caminando por la calle asfaltada subieron al Fiat rojo y se dieron a la fuga tranquilamente. Fueron tres horas en el infierno”.

Finalmente expresó: “No sé qué hacer, si comprarme un arsenal y matar al primero que se asome por mi casa, las voces me dan vuelta en la cabeza, soy una persona respetuosa de todo el mundo, un ciudadano común, trabajador honesto, pido disculpas si he dicho algo fuera de lugar pero me encuentro en un estado desesperante”.

Comentarios

Otras Noticias