Ramón Arréguez

“Me pegaron y mi vida se arruinó para siempre”

jueves, 22 de agosto de 2013 00:00
jueves, 22 de agosto de 2013 00:00

Ramón Orlando Arréguez, el hombre que denunció a seis policías por haberlo golpeado salvajemente en abril de 2005 luego de arrestarlo en el local nocturno “Megadisco”, declaró como testigo en el marco del juicio que se desarrolla en la Cámara Penal Nº2.
El hombre ratificó todo lo dicho hasta ahora, indicando que los agentes policiales imputados lo golpearon brutalmente cuando lo subieron a la camioneta en la que lo trasladaron a la Comisaría Tercera, y que, luego, le propinaron más golpes una vez que estuvo dentro de las instalaciones de la Comisaría.
Frente al tribunal y las partes involucradas, Arréguez señaló y dio reconocimiento a los oficiales de policía que lo agredieron físicamente en la noche de los hechos y, especialmente, se refirió al imputado de apellido Córdoba, quien le propinó la mayor cantidad de golpes. “El me golpeó; no lo voy a olvidar nunca”, manifestó conmocionado, antes de levantarse la remera y exhibir ante los presentes las heridas de la intervención quirúrgica que le debieron efectuar luego de la golpiza y en la que le extirparon parte de su intestino delgado y el bazo.
Posteriormente, prestó su testimonio la mujer de Arréguez, quien fue arrestada junto a él esa noche y quien aseguró haber escuchado dentro de la comisaría cómo le pegaban y sus gritos, e indicó que estaba malherido cuando volvió a verlo más tarde ese día.
A su vez, Reyes Mercado, un policía que se hizo cargo de la guardia el día de los hechos, admitió que observó cuando otro efectivo policial aplicaba patadas en el cuerpo de la víctima mientras éste yacía en el piso.
El debate se reanudará en el día de la fecha, con la presentación de los últimos testigos.

Comentarios

Otras Noticias