Crimen de Ángeles

Mangeri declara por primera vez ante el juez Ríos

Según el abogado defensor, Miguel Ángel Pierri, el portero "contará toda su verdad".
viernes, 23 de agosto de 2013 00:00
viernes, 23 de agosto de 2013 00:00

Jorge Néstor Mangeri, el único acusado por el crimen de Ángeles Rawson, declarará este viernes por primera vez como imputado y su abogado Miguel Ángel Pierri señaló que "contará toda su verdad".

"Mangeri tiene mucho para decir. Contará toda su verdad y la idea es que sea una indagatoria completa en la que conteste todas las preguntas que le haga el juez", indicó el abogado del encargado del edificio de Ravignani 2360.

Además, el letrado explicó que no descarta solicitarle al juez de instrucción Javier Ríos que la indagatoria de Mangeri "se desdoble en dos jornadas porque va a ser muy extensa".

Sobre la indagatoria, adelantó que el portero se centrará en hablar sobre la noche del viernes 14 de junio, "cuando fue trasladado a la fiscalía en forma irregular vestido de policía y terminó preso".

"Contará todo lo que pasó esa noche con la Policía, aunque esta vez dando detalles que antes no mencionó. Cómo fue su traslado y qué pasó dentro de la fiscalía", dijo Pierri, dando a entender que en su indagatoria, Mangeri insistirá con que fue "apretado" por personal policial para que se autoincrimine.

Fuentes judiciales informaron que la indagatoria de Mangeri será a las 12 en el Juzgado de Instrucción 17, ubicado en el quinto piso del Palacio de Tribunales porteño. La audiencia estará encabezada por el propio juez Ríos, su secretario Pablo Cina, y también participarán la fiscal María Paula Asaro, el abogado querellante Pablo Lanusse y los defensores Pierri y Marcelo Biondi.

Esta será la cuarta indagatoria del portero, la segunda ante el juez Ríos y la primera que se realiza a pedido del propio imputado. En las dos primeras, ocurridas el 15 y el 17 de junio, Mangeri fue indagado por el juez subrogante Roberto Ponce, asistido por el defensor oficial Carlos Garay y se negó a declarar.

La tercera fue el 1 de julio ante el juez natural de la causa, Ríos, ante quien Mangeri, ya con el asesoramiento de los abogados particulares Pierri y Biondi, también se negó a contestar preguntas sobre el crimen pero denunció que fue "hostigado" y "apretado" dentro de la fiscalía por personal policial para que se autoincriminara en el hecho.

En tanto, el jueves se reunió por tercera vez la nueva junta médica ordenada por el juez para detallar las causas y circunstancias de la muerte del Ángeles, luego de no quedar conforme con la autopsia realizada por el médico Héctor Félix Konopka.

Fuentes judiciales indicaron que los diez peritos oficiales del Cuerpo Médico Forense y los de parte debatieron para responder las 72 preguntas que hizo el juez y este viernes podrían redactar y entregar el documento con las conclusiones.

Esas nuevas conclusiones podrían comprometer la situación de Mangeri en la causa en caso de que los nuevos forenses encuentren signos de que la víctima sufrió un abuso sexual o un intento de ello, como sostiene la querella.

En ese caso, el juez podría ampliarle la imputación al portero y acusarlo de homicidio agravado "criminis causa", es decir matar para ocultar otro delito, en este caso el abuso sexual.

Ángeles (16) desapareció el 10 de junio, en el barrio porteño de Palermo, cuando regresaba de una clase de educación física y al día siguiente su cadáver fue hallado en la planta de tratamiento de residuos de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez, por lo que se estableció que la habían tirado a la basura.

Los investigadores creyeron en un principio que la chica pudo haber sido interceptada antes de regresar a su domicilio, pero las cámaras de un edificio ubicado a 20 metros de su casa determinaron que llegó al edificio donde vivía, en Ravignani 2360 a las 9.50.

La pesquisa se centró entonces en el núcleo familiar hasta que la madrugada del 15 de junio, Mangeri (45), encargado del edificio donde vivía Ángeles, quedó preso tras incurrir en contradicciones y haberse autoincriminado cuando declaraba como testigo ante la fiscal Asaro.

La prueba principal contra Mangeri es el hallazgo de su ADN en muestras tomadas debajo de las uñas de tres dedos de la mano derecha víctima, lo que hace suponer que ésta lo arañó en un intento de defensa.

El 29 de este mes la Sala VI de la Cámara del Crimen debe resolver los dos planteos de nulidad presentados por la defensa y definir si confirma o modifica el procesamiento con prisión preventiva que el juez Ríos le dictó a Mangeri el 3 de julio por "homicidio agravado por alevosía".

Comentarios

Otras Noticias