Luego del rescate de una víctima de trata de personas

Piden al intendente de Belén controles estrictos en whisquerías

El lugar allanado no debía estar habilitado, ya que no contaba con las condiciones mínimas.
miércoles, 22 de enero de 2014 00:00
miércoles, 22 de enero de 2014 00:00

Los organismos locales que colaboraron con la policía salteña en el rescate de una mujer que era explotada sexualmente contra su voluntad mantuvieron una reunión con el intendente de la ciudad de Belén, José Arnoldo Ávila, en la que solicitaron controles más estrictos y rigurosos en whisquerías y afines, para evitar nuevos casos como éste.
Desde organismos gubernamentales que intervinieron, tales como el programa de Anti Impunidad, Desarrollo Social, Infancia y Adolescencia, como así también la división de Trata de Personas de la Policía, explicaron que el jefe comunal las recibió y mostró completa predisposición a que la situación mejore. Es que el lugar en donde se mantenía cautiva a la joven salteña que llegó engañada con una oferta laboral –vino respondiendo a un aviso que decía que iba a oficiar de niñera- no reunía siquiera las condiciones mínimas para ser habilitado como una whisquería.
Alejado de la ciudad belicha, el inmueble donde funcionaba el prostíbulo era en realidad una casa que durante el día permanecía cerrada, para comenzar a funcionar recién por la noche. Las ventanas de las habitaciones estaban enrejadas y en lugar de puertas había cortinas. A los fines de asegurarse potenciales clientes, el local colinda con un estacionamiento para camiones.
De acuerdo a lo que El Esquiú.com pudo conocer, el intendente Ávila manifestó que el inmueble fue habilitado en una gestión anterior a la suya, pero aseguró que se intensificarán los controles en este tipo de lugares –precisamente hay otra whisquería cerca de la del allanamiento- y se procederá a la clausura definitiva en caso de irregularidades. Además, el funcionario solicitó a los distintos entes que regresen a la ciudad, a los fines de brindar charlas en escuelas cuando reinicien las clases y además realicen campañas de concientización.
También se conoció que va a adherir al convenio del programa de la oficina de Anti Impunidad, mediante el cual se compromete a arbitrar los medios necesarios para que, cuando se detecte un nuevo caso de trata de personas, se brinde asistencia y contención a la víctima hasta que sea trasladada hacia esta capital.

Catamarqueña
Fuentes cercanas al procedimiento realizado días atrás remarcaron a este medio que la joven catamarqueña de 27 años, que fue extraída del lugar y trasladada hacia esta ciudad, se encuentra en buenas condiciones, y luego de las primeras entrevistas con el gabinete de profesionales a cargo de su abordaje, mostró buena predisposición para cambiar su forma de vida.
Si bien no estaba en el lugar contra su voluntad, y se pudo conocer además que ejercía la prostitución desde hacía tiempo atrás, la mujer expresó que era consciente de lo que hacía, pero que se comprometía a cambiar de trabajo a cambio de que la dejasen regresar a la ciudad de Belén, donde vive con su hija de 8 años. También se pudo conocer que la joven contrajo matrimonio en otro departamento catamarqueño tiempo atrás, pero que se fue del hogar luego de que la relación no prosperara.
Párrafo aparte, las fuentes consultadas explicaron que no existen problemas de adicciones ni alcoholismo en la mujer, quien, fuera de su actividad nocturna, llevaba una vida sin mayores sobresaltos junto a su hija.

La nena
Hasta el momento, las primeras apreciaciones de los profesionales que trabajaron con la hija de la joven extraída del prostíbulo fueron positivas. De acuerdo a lo que se pudo conocer, la menor desconoce totalmente la actividad a la que se dedicaba su madre, con quien durante el día compartía juegos e iban juntas a hacer compras, entre otras actividades. Tanto la madre como la menor mostraron un fuerte vínculo entre ambas y la intención es reescolarizarla en la ciudad de Belén.

La causa
El prostíbulo funcionaba como sociedad de dos hermanos. Uno de ellos permanece detenido y se identificaba como encargado del negocio; mientras que el otro, aún en libertad, sería el propietario.
Hasta el momento, se espera la decisión de la Justicia federal salteña a cargo de la investigación sobre si se tomará declaración a la mujer catamarqueña, ya que se deslizó que quienes manejaban el prostíbulo realizaban publicaciones de falsas ofertas laborales, a los fines de captar a jóvenes y obligarlas a comerciar con su sexualidad.
 

Comentarios

Otras Noticias