El DiProMeSI tiene registros de los pedidos de la mujer por su hija “fallecida”

Salud confirmó el intento de estafa de $18.000 al Estado

Además, la mujer cobraba la Asignación Universal por Hijo a pesar de no tener la tenencia de éstos.
jueves, 23 de enero de 2014 00:00
jueves, 23 de enero de 2014 00:00

Conocida la investigación realizada por la Fiscalía de Estado local sobre el intento de estafa perpetrado por una mujer que aseguró que su hija con HIV había fallecido por una supuesta irregularidad en el seno del ministerio de Salud, desde la Dirección Provincial de Medicina Social Integral, a cargo de Verónica Villafáñez, se confirmó el intento de estafa de la mujer en cuestión.
Es que los registros del organismo tienen plenos asientos de los pedidos de la mujer para obtener un beneficio económico usando el supuesto diagnóstico médico de su hija -menor en ese momento- y el fallecimiento de la misma.
Villafáñez confirmó en diálogo con este medio que la mujer fue al organismo a reclamar el dinero en cuestión y además, valiéndose de una presunta puesta en escena de la dramática situación, logró obtener dinero y un pasaje brindado por un proveedor del Estado del rubro transporte para viajar a Buenos Aires.
Sin embargo, la directora del DiProMeSI se encargó de aclarar que ese dinero nunca salió de las arcas del erario estatal ya que, a pesar de los reiterados pedidos de la mujer e incluso de la confianza de los empleados en la versión que daba, nunca se otorgó un “subsidio” que le valiera dinero al Estado ya que no se había cumplido con las reglamentaciones del protocolo estipulado para esos casos.
Incluso, según la información confirmada, fueron los mismos empleados del organismo quienes investigaron el caso en primera instancia una vez que fue publicado por un medio de comunicación, estableciendo contacto con el Hospital Garrahan -de Buenos Aires- para confirmar la presencia de la menor en el lugar.
La respuesta, como adelantara este medio en exclusiva en su edición de ayer, fue sorprendente ya que desde el nosocomio se confirmó por primera vez que ninguna menor catamarqueña había fallecido en las instalaciones como consecuencia de la etapa final del HIV.

El pasaje de ida

Según la información que pudieron recabar los empleados del DiProMeSI -engañados en su buena fe por la mujer- tras conseguir el pasaje para que viajara a Buenos Aires, la mujer se negó a que su nombre fuese impreso en el mismo -para sellar su calidad de intransferible- lo cual despertó sospechas en torno a sus intenciones.
Posteriormente, los investigadores de Fiscalía de Estado lograron establecer que la mujer había intentado vender el pasaje en la plaza 25 de Mayo por un precio irrisorio.
Por otro lado, cabe destacar que las averiguaciones de los trabajadores del DiProMeSI dieron con que la mujer efectivamente había recibido en su momento una ayuda estatal por parte del Programa Federal (PROFE) donde le otorgaron un medicamento. Además, también había solicitado en el marco del mismo programa que la beneficiaran con una pensión contributiva.

La asignación

Un dato no menor que también fue investigado por los pesquisas de Fiscalía de Estado fue una asignación brindada por el Estado nacional que correspondía a la persona que tuviera la tenencia de los hijos de la mujer.
Según se pudo averiguar, ella cobraba la asignación por los cuatro hijos que tuvo con el padre de la menor supuestamente fallecida cuando en realidad quien tenía la tenencia era el padre.
Esto, tras una serie de rectificaciones, fue arreglado y el padre pudo cobrar la AUH.
 

Comentarios

Otras Noticias