La localidad queda a 80 kilómetros al norte de Fiambalá

Una mujer murió fulminada por un rayo en Tatón y no se puede acceder a la zona

Una comitiva trata de llegar al lugar en el que se encuentra el cuerpo sin vida de Gladys Sandón de 48 años.
sábado, 25 de enero de 2014 00:00
sábado, 25 de enero de 2014 00:00

Gladys Sandón de 48 años, perdió la vida tras ser alcanzada por un rayo que la fulminó en el acto, según dieron a conocer fuentes policiales de Fiambalá.
La víctima fatal del fenómeno natural se encontraba en la pequeña localidad de Casablanca, un puesto distante a 80 kilómetros al norte de la ciudad de Fiambalá, y a causa del mal estado de los caminos, que por estos momentos se encuentran totalmente anegados, pero que en circunstancias normales sólo pueden ser recorridos a lomo de burro o vehículos especiales; no se ha podido acceder al lugar para rescatar el cadáver.
Según informó la policía de la zona, recibieron el informe del deceso cerca de las 3 de la madrugada de ayer, luego de que algunos familiares de la víctima fatal viajaran a loma de burro por 2 horas hasta la localidad de Río Grande, que es el lugar más cercano en el que funcionan las telecomunicaciones, y desde allí se informó del fallecimiento a través de un mensaje de texto.
Una comitiva especial partió desde Fiambalá en tractor en horas del mediodía, pero hasta el cierre de la edición no había habido novedades sobre la misma, aunque es verdaderamente incierto que hayan podido llegar a destino por las pésimas condiciones en las que se encuentran los accesos al lugar, que consta de aproximadamente 10 viviendas en total.
Fuentes de la zona manifestaron su preocupación puesto que la situación climática continúa inestable y se avizoran espesas nubes en el norte.
 

Comentarios

Otras Noticias