Debió esperar 11 días

Odisea burocrática para recuperar una motocicleta

La policía la encontró tras una hora de haber sido robada, pero no se la entregaron sino hasta viarios días después.
domingo, 5 de enero de 2014 00:00
domingo, 5 de enero de 2014 00:00

Una joven que en la víspera de Navidad sufrió el robo de su motocicleta, la que fue recuperada a tan sólo una hora del ilícito, tuvo que pasar por una odisea de burocracia para que las autoridades se la entreguen, lo que sucedió recién 11 días después del hecho.
La damnificada es una mujer de Banda de Varela, quien relató a El Esquiú.com que “fui víctima 2 veces: primero de los delincuentes y después de la burocracia”.
Todo comenzó el 24 de diciembre a las 22, cuando la motociclista estacionó su Zanella ZB 110 c.c. frente al club Los Contadores, en el departamento Valle Viejo, donde un delincuente se la sustrajo.
Inmediatamente, la mujer dio aviso a las autoridades policiales, que emitieron una circular para dar con la moto robada; lo que tuvo resultados positivos, ya que, tan sólo una hora después, el ladrón de su motocicleta fue divisado por la policía en inmediaciones al monumento Felipe Varela.
“El ladrón se accidentó cuando trataba de huir al centro”, explicó la damnificada, asegurando que fuentes policiales le indicaron que reconocieron a su rodado y su casco y cuando comenzaron a perseguir al delincuente, éste derrapó.
Por ese motivo, el rodado de la damnificada presentaba varios daños.
Una vez que estuvo en el piso, y al verse cercado por la policía, el sujeto huyó a pie y el vehículo de la joven fue recuperado en ese momento por las autoridades policiales, siendo trasladado hasta las dependencias de la Unidad Judicial Nº 3. De todas maneras, el individuo no fue arrestado en ese momento.

Interminable burocracia

Lo que la joven no sabía era que la odisea para recuperar a su medio de transporte habitual recién empezaba, ya que debió hacerse presente en el organismo judicial en innumerables ocasiones para que esto suceda recién el 4 de enero pasado. “Me la tenían que devolver en la U.J. Nº 10, pero desde la 3 tenían que girar las actuaciones primero a Santa Rosa y después a la 10. Recién ahí, me devolverían la moto”, expresó.
La mujer puso de manifiesto su malestar ante la falta de respuestas que abundaban por parte de los sumariantes que iban tomando su caso. Ninguno de ellos pudo solucionar nada. “Para colmo, me informaron que el ladrón estaba detenido y que, en ese caso, no me la iban a entregar, porque la moto quedaba en calidad de secuestro”, expresó.
Tras persistir en la U.J. Nº 3, le dejaron ver su moto, pero cuando regresó, según manifiesta en su relato, no había ningún registro de que la misma estuviera guardada en esas dependencias. “Me recomendaron contratar a un abogado y estaba a punto de hacerlo, ya que es mi único medio de transporte y, además, gasté mucho dinero para ir en remís a tratar de recuperarla”, explicó apesadumbrada.
Finalmente, el 4 de enero pasado, su moto le fue restituida, pero tan sólo cuando le aseguraron que el ladrón no estaba detenido, y llevó adelante una escena en la entrada de la dependencia judicial.

Identificado

A pesar de que en todo momento se le aseguró a la damnificada que el ladrón estaba identificado y es oriundo del barrio Eva Perón, el sujeto no está detenido por el robo del vehículo de la mujer. “Me pedían que levante la denuncia para que me devuelvan la moto”, manifestó indignada la víctima del robo.

Comentarios

Otras Noticias