Esta mañana, en Miraflores

Apareció muerto en su celda el acusado de matar a la docente Fabiana Aranguez

Darío Castro fue hallado sin vida en la Penitenciaría Provincial. Se habría ahorcado con las sábanas.
lunes, 6 de enero de 2014 00:00
lunes, 6 de enero de 2014 00:00

Esta mañana se produjo el deceso de un interno en el Servicio Penitenciario Provincial ubicado en Miraflores, departamento Capayán. Fuentes informaron que a primera hora del día, al realizarse la apertura de los pabellones, los guardiacárceles descubrieron el cuerpo sin vida de Darío Castro, el joven acusado del brutal Crimen de la Ripiera, ocurrido en septiembre pasado y que tuvo como víctima a la docente Fabiana Aranguez.

Según la información proporcionada, el imputado se encontraba con prisión preventiva, mientras aguardaba el juicio, alojado en la celda N°1 del pabellón 6 sur, de los internos procesados. Allí se produjo esta mañana, alrededor de las 7.10, el hallazgo del cuerpo, pendiendo de unas sábanas.

El crimen

La investigación por el crimen de la docente santiagueña Fabiana Aranguez llegó a su conclusión en diciembre pasado y los fiscales de Delitos Especiales decidieron elevar a juicio el expediente de la causa, teniendo como único imputado a Castro.

El hecho ocurrió en la madrugada del cinco de septiembre, cuando Fabiana Aranguez fue privada de su libertad forzosamente por Darío Castro, en la puerta de su casa en el barrio Luis Franco cuando se preparaba para salir a trabajar. Según determinaron las pesquisas, la primera intención de Castro al obligarla a ingresar a su propio automóvil fue para llevarla a un lugar apartado y robarle elementos de valor.
No obstante, en el descampado de una ripiera, a poco más de dos kilómetros del lugar donde fuera secuestrada, la mujer habría intentado huir de su captor y este la apuñaló a sangre fría provocando su muerte.
Posteriormente, con la evidente intención de tapar las huellas de su acto criminal, el joven subió el cuerpo de Aranguez al automóvil y, tras hacerse con algunos elementos de valor, le prendió fuego dejándola adentro.
Los informes de los especialistas forenses determinaron que el deceso de Aranguez fue previo al voraz incendio que no dejó más que la carcasa del coche en cuestión. El presunto asesino se fue rápidamente del lugar y, posteriormente, fue capturado por efectivos policiales cuando volvía a su hogar, a escasas cuadras del de Aranguez.
Al momento de su captura, el imputado llevaba consigo los elementos robados, entre ellos, una radio, lentes de sol y otros elementos varios, además de un cuchillo ensangrentado, que sería el arma homicida, según se logró determinar en base a estudios genéticos realizados por especialistas fuera de la provincia.

Comentarios

Otras Noticias