Recreo

Las jóvenes abandonadas apelan a la voluntad de la gente

Hace tres meses la madres de las menores desapareció dejándolas a la buena de Dios.
jueves, 13 de febrero de 2014 00:00
jueves, 13 de febrero de 2014 00:00

Se pudo conocer a través del testimonio de la mayor de las hijas abandonadas por su progenitora hace tres meses, que vinieron a Recreo con su madre y la pareja de ella en búsqueda de trabajo, hace tres años aproximadamente.
Construyeron una vivienda y vivían en nuestra ciudad, con el sustento de su padrastro quien trabajaba en la quema del carbón.

Pasado de maltratos.
Soledad, (nombre ficticio de la menor de 17), comentó que su padrastro la violentaba constantemente cuando se encontraba embarazada, al punto que muchas veces durmió en la calle en medio del frio, por negarle el ingreso a su vivienda en Barrio La Colonia.
Es así que muchas veces tuvo que buscar refugio en la casa de una amiga que se condolió de la situación que vivía la joven.
El padrastro no estaba de acuerdo en convivir con las adolescentes y muchas veces esgrimió que él no daría de comer a hijos que no fueran de él.

A la buena de Dios
Las menores quedaron a su suerte cuando su madre les dijo que volverían a Salta, pero esta vez sin ellas, pero que les enviaría dinero ya que se iba en búsqueda de una mejor situación económica, es así que se fue, y durante este tiempo no se conocen noticias, ni tampoco envió la ayuda prometida.

Según lo expuesto ante las autoridades, las menores conocieron a través de un familiar, que su madre estarían viviendo junto a su concubino y un pequeño hijo en una nueva vivienda que obtuvieron en Salta, pero en forma personal no tienen ninguna comunicación.
Desde hace tres meses se han encontrado viviendo de lo que se pudo, pero la situación no dió para más, empezaron a quedarse sin expensas, y tuvieron que salir a pedir en las calles, además la menor de 13 se encuentra sin escolarización, y en un estado psicológico de shock a causa de lo que están pasando, “muchas veces pasamos hambre y frio y nos encontramos solas, sin nadie que nos ayude”.
Si bien las mismas venían subsistiendo a través de una cajita con mercadería que les aportaba el Municipio, pero por razones que no conocen, desde hace un mes que nos les brindan colaboración, a tal punto que ayer con lagrimas en los ojos, la mayor de las adolescentes fue a pedir que por favor les colaboraran, pero recibió solo negativas, ya que el jefe del área de Acción Social no se encuentra presente debido a las tareas organizativas del Festival del Cabrito, según lo expuesto por la adolescente, la jovencita de 13, ayer sufrió una descompensación por falta de alimentación.

Por esa razón, pidieron ayuda en un medio de comunicación para que la gente les colaborara, ya que se encuentran desesperadas, porque nadie les otorga una solución.
 

Comentarios