Sentencian a mujer a trabajo comunitario por desentenderse de sus obligaciones de madre

Deberá colaborar durante tres meses en el Humaraya.
sábado, 15 de febrero de 2014 00:00
sábado, 15 de febrero de 2014 00:00

La madre de un menor de edad que lleva el triste rótulo de “conocido en el ambiente delictivo”, deberá realizar trabajo comunitario en un centro de atención de adicciones, luego de que la justicia de Menores determinara que la mujer incumplió sus deberes y obligaciones inherentes a la patria potestad en varias oportunidades.
La sentencia, impuesta por el juez Rodrigo Morabito, ya fue notificada y según se explica, no viene a causa de los delitos cometidos por el joven sino por la acreditada falta de compromiso y contención mostrada por la imputada, pese a las reiteradas oportunidades que le brindó la justicia y las advertencias realizadas en el mismo tenor.
Durante tres meses, “M.B.” deberá acudir a la Dirección de Atención Integral en Adicciones “Humaraya” por un lapso de dos horas semanales, acreditando su presencia y la de su hijo mediante la firma de planillas.
Las actuaciones tuvieron inicio en abril del año pasado, luego de que el hijo de la mujer fuera sorprendido en el interior de la Catedral Basílica Nuestra Señora del Valle, mientras intentaba apoderarse del dinero que los fieles dejan como limosna. El mismo estaba en el interior de la urna. El magistrado entonces ordenó los correspondientes informes socioambientales, de los cuales se desprendió que la mayoría de los vecinos había tenido problemas con los hijos de la mujer, la cual apañaba sus inconductas.
En el mismo tenor, todas las pruebas que iba recabando el Juzgado de Menores de Segunda Nominación apuntaban al desinterés de la mujer por cuidar de sus hijos. Los testimonios vertidos daban cuenta de que era asidua de los casinos locales, mientras los jóvenes se juntaban en su domicilio a inhalar pegamento.
En la sentencia, a la que pudo acceder El Esquiú.com, el magistrado explica que no se intenta endilgar a M.B. la comisión de las conductas delictivas de su hijo, sino hacerle resaltar la grave situación a la que se encuentra expuesto el mismo.

Adultos irresponsables

“La falta de contención familiar, la deserción escolar, los problemas de adicciones, el trabajo infantil, son unas de las tantas consecuencias de la propia irresponsabilidad de los adultos, sin dejar de mencionar el eventual y temprano ingreso a la justicia penal, donde el accionar ilícito de los jóvenes, la desidia de su núcleo familiar y la indiferencia de la sociedad, son eslabones correlativos de un engranaje perverso, que muchos de nuestros niños ya transitan y asumen como parte de su realidad. El necesario control parental es uno de los principales mecanismos, a través del cual, los propios padres incentivan la internalización de normas en los niños y adolescentes, normas primarias de conducta, respeto y valoración social […]”, señala Morabito en su fallo.
Las faltas por las que se condenó a la mujer, están comprendidas en los artículos 2º, 3º, 5º, 7º, y 8º de la Ley Provincial Nº 3882. Precisamente el artículo 2º, trata sobre el incumplimiento de los deberes de asistencia moral, inherentes a la patria potestad. De este modo, se busca generar una responsabilidad en los padres respecto al cuidado de sus hijos, ya que el despojo de tales deberes pueden ser los futuros causantes de sus problemas e incluso de la comisión de delitos.0

Comentarios

Otras Noticias