Adolescente acusado de homicidio sigue a la espera

miércoles, 19 de febrero de 2014 00:00
miércoles, 19 de febrero de 2014 00:00

El menor de 15 años que en diciembre pasado terminó con la vida de Priscila del Valle Gutiérrez, la niña de 5 años, sigue aún internado en el Centro de Derivación de la ciudad Capital, a la espera de que se habilite la Casa de Medio Camino para Menores inimputables, institución que no existe en la provincia.
De acuerdo a lo que informaron fuentes judiciales, tras la disposición de los jueces de Menores capitalinos y del juez que entiende en la causa, Carlos Moreno, se dispuso que el menor, que además es tío de la pequeña víctima, sea alojado en la mencionada institución de manera provisoria, pero a falta de otras alternativas, el adolescente, que padece de severas disfunciones psíquicas según se conoció tras el horrendo crimen, aún se encuentra en el centro.

Investigación

Según pudo conocer El Esquiú.com, la causa está siendo instruida para ser elevada a juicio, y se enviaron muestras de ADN obtenidas en el cuerpo de la víctima, que están siendo cotejadas con otros rastros que fueron hallados en el menor acusado. Según se conoció, se recogieron muestras de tejido pertenecientes a otra persona debajo de las uñas de la pequeña, y también había rastros de líquido seminal en la ropa con la que fue encontrada sin vida.

Horror

Cabe recordar que el cadáver de la pequeña Priscila fue encontrado a la vera de un río cercano a la casa que compartía con su victimario, y con signos de haber sido violentamente ultrajada por ambas vías antes de ser estrangulada. La madre de la niñita la había denunciado como desaparecida en horas de la tarde, y fue buscada sin éxito en los lugares habituales a los que concurría y por espacio de varias horas.
Una de las personas que participó de su búsqueda fue su tío, de 15 años, quien luego de varias horas terminó reconociendo la autoría del sangriento hecho. El adolescente, según dio a conocer la madre de la menor posteriormente, ya había intentado abusar sexualmente de la misma, pero a falta de un lugar para recluirlo, a causa de su corta edad, éste había regresado al hogar en el que vivía Priscila, con las terribles consecuencias antes mencionadas.
 

Comentarios

Otras Noticias