Inseguridad y violencia

Asaltaron a una jueza en el cajero

Asimismo, dos delincuentes trataron de robar a mano armada una quiniela y otro atraco se perpetró en un polirubro del norte.
miércoles, 26 de marzo de 2014 00:00
miércoles, 26 de marzo de 2014 00:00

Una jueza, María del Carmen Constán, fue víctima de la inseguridad cerca de las 22.30 del martes, cuando al salir de un cajero automático fue abordada por un sujeto que, utilizando un arma, le quitó su cartera en la que llevaba su documentación y el dinero que acababa de extraer; suma que ascendería a los $2.000.
La mujer, que es jueza de Primera Instancia del Trabajo de Tercera Nominación, nada pudo hacer para resistirse al accionar delictivo del sujeto, que la esperó a la salida del expendedor de dinero ubicado en inmediaciones a la Legislatura provincial.
A su vez, el ladrón era esperado por un cómplice que lo aguardaba en una moto en marcha estacionada en calle República. Tras apearse el individuo al vehículo, ambos huyeron a alta velocidad con rumbo desconocido.

Polirrubro

Otro hecho delictivo se produjo más tarde, en el norte de la ciudad, y el objetivo de los delincuentes fue un comercio ubicado en el barrio 144 Viviendas.
Casi a la medianoche de ayer, un sujeto con el casco colocado y esgrimiendo un arma de fuego tipo calibre 22, ingresó al local y primero se hizo pasar por cliente.
Una vez que se retiró la persona que estaba comprando en el lugar antes que él, entró en acción y apuntó a la cabeza al concubino de la propietaria del local, Sergio Morales, que en ese momento atendía solo.
El malhechor vestía jeans y camiseta blanca y exigió que le entregue todo el dinero que había en la caja mientras le apuntaba.
La dueña del local, Andrea Tévez, en diálogo con El Esquiú.com manifestó que todo el accionar del delincuente quedó registrado por las cámaras de seguridad que tienen apostadas en el comercio.
Lo único que tenían en la caja en ese momento fueron $600, que el asaltante tomó. Además, se llevó dos blister de Marlboro 20 Box y una amoladora que estaba en el lugar.
El sujeto temblaba en todo momento, aparentemente por los efectos de los estupefacientes, y el asalto duró exactamente 1 minuto 30, según se constató por el video de seguridad. Los comerciantes ya habían guardado el grueso de la recaudación antes de la aparición del caco.
Otro malviviente lo aguardaba afuera en una motocicleta sin cachas laterales y se dieron a la fuga.

Quiniela

Por otra parte, un hecho con modalidad similar al anterior es el que otros dos sujetos quisieron llevar adelante en la quiniela ubicada en Maximio Victoria y José V. Figueroa a las 20 del martes.
“Dame la plata, dame la plata ya”, gritó el asaltante a la propietaria Miriam Lapelta, que se encontraba en ese momento con dos clientes.
Precisamente una de las mujeres es la que le hizo frente al delincuente, lo que lo descolocó, y al tratar de agarrar del mostrador la caja registradora, la arrojó al piso. El asaltante apuntaba a las tres personas presentes y la dueña comenzó a gritar llamando a la policía. Toda la situación habría asustado al individuo, que decidió huir sin que le entreguen el dinero y correr hacia una motocicleta tipo 125 cc que lo esperaba para darse a la fuga.
Al tratarse de una esquina sumamente transitada a esa hora, los mismos conductores de los autos que pasaban por el lugar dieron aviso a la policía, que llegó de manera inmediata, pero los desconocidos no fueron atrapados”.
 

Comentarios

Otras Noticias