Habló el hermano del joven asesinado

Crimen de Recreo: “Estaba tranquilo, como si hubiera matado a un perro”

Mauro Cejas asegura que su hermano le debía dinero a Ayala y que por eso lo mató. Dijo que vio todo lo que sucedió.
sábado, 17 de mayo de 2014 00:00
sábado, 17 de mayo de 2014 00:00

Mauro Cejas, el hermano de Marcelo Cejas, que murió el pasado sábado en Recreo a manos del comerciante Facundo Ayala en circunstancias que aún investiga la Justicia; en una entrevista concedida a El Esquiú.com, afirmó que su hermano le debía plata a Ayala “por drogas” y ese fue el motivo por el que se desató la pelea que desembocó en su muerte.
A su vez, Mauro reveló que el día de los fatídicos hechos, él estuvo presente y fue uno de los testigos de la cruenta pelea, pero la versión que relató se contradice sustancialmente con lo que el imputado por el homicidio de su hermano declaró al ser indagado por la fiscal subrrogante Jorgelina Sobh.
“Él era amigo de mi hermano, hace poco fue su cumpleaños y Marcelo estuvo con él. ¿Viajaban juntos a Icaño y ahora dice que le entró a robar?, ¿cómo le va a robar a su amigo?”, declaró el joven.
Mauro, asimismo, aseguró que antes del hecho pudo ver cómo Ayala (a quien se refiere como “El Pelado”) había discutido con su hermano cuando éste estaba en la calle con un amigo, consumiendo bebidas alcohólicas en inmediaciones al local comercial del ahora imputado.
“Pude oír que discutía con el ‘Pelado’ fuera del local y le grité a Marcelo para que dejaran de hacerlo, pero en un momento lo ví salir, y él -por Ayala– lo obligó a entrar al local, donde siguieron discutiendo, y fue ahí donde lo hirió de una puñalada. Mi hermano salió afuera, como queriendo tomar aire, y cayó cerca del paso a nivel”.

La droga

En el relato del hermano de Marcelo surge el tema de la droga como el móvil que llevó al joven a la muerte ya que, según asegura, Ayala era quien le vendía las substancias prohibidas a Marcelo, y le debía $300.
“¿Él vende droga y ahora tiene derecho a matar?”, se preguntó Mauro, asegurando que “El Pelado” actuó en todo momento con total frialdad: “Cuando le dije que llamara a la ambulancia, me contestó ‘dejalo que se muera’. Lo vi romper los vidrios luego de matar a mi hermano y él estaba tranquilo, como si hubiese matado un perro”, lamentó.
Por otro lado, el recreíno contó que vio morir a su hermano: “Él se ahogaba en sangre cuando lo di vuelta, se murió cuando lo cargaban en la tabla. Él no entró a robar, era su amigo, sé que le había estado reclamando dinero”.

“Va a matar a cualquiera”

Finalmente, aprovechó para solicitar a la Justicia que investigue y que la muerte de su hermano no quede impune.
“Confío en la justicia, este tipo no tiene sentimientos, por $50 pesos va a matar a cualquiera, no debe salir más de la cárcel”, concluyó.
Cabe recordar que el hecho de sangre ocurrió en la ciudad de Recreo el 10 de mayo pasado y Cejas recibió un certero puntazo en el corazón, que le causó la muerte en cuestión de segundos.
Todo ocurrió dentro del local comercial de Facundo Ayala cerca de las 7 de la mañana.

La versión de Ayala

Desde el momento en que fue detenido por el personal policial, Ayala argumentó que sorprendió a Cejas intentando robar en su negocio, lo que sostuvo a la hora de declarar ante la fiscal Sobh. Durante la indagatoria explicó que Cejas trató de sustraer dinero de la caja fuerte del comercio y que, al ver eso, trató de impedirlo, lo que generó una pelea en la que Cejas trató de herirlo con una navaja. Él, siempre de acuerdo a su versión de los hechos, se defendió y el resultado fue inesperado para él, porque en realidad su intención no fue matarlo. De todas maneras, fue imputado por el delito de “homicidio simple” y esperará el juicio tras las rejas.

Comentarios

Otras Noticias