Reiteró que no se puede arrestar por averiguación

El juez de Menores declaró la nulidad de los “Megaoperativos” policiales

Dijo que este tipo de operativos “son más propios de épocas dictatoriales” y no ayudan a combatir problemas de inseguridad.
miércoles, 21 de mayo de 2014 00:00
miércoles, 21 de mayo de 2014 00:00

El juez de Menores de Segunda Nominación, Rodrigo Morabito, emitió una sentencia en la que declaró la nulidad de las razias policiales en las que se demoró a menores de edad por considerar que se realizaron fuera de lo que dice la ley. Por otra parte, el secretario de Seguridad Juan Pablo Morales salió al cruce del fallo y explicó que el operativo no incumplió con ningún protocolo.

En lo que fue denominado un “megaoperativo policial”, grupos de uniformados de comisaría y grupos especiales (Cobra, G.I.R. y Kuntur) rodearon a principio de mes la zona Norte de la ciudad y realizaron centenares de demoras, entre ellas las de 17 adolescentes cuyas edades oscilaban entre los 14 y 17 años.

Los mismos fueron trasladados hacia la comisaría Novena por averiguación de identidad, sin haber pesado sobre ellos una orden judicial o haber sido sorprendidos en flagrancia de un delito, los únicos dos supuestos establecidos actualmente.

Morabito declaró nulo el operativo y ordenó que “las detenciones llevadas a cabo no consten en los registros de la división de Asuntos Judiciales de la Policía para ser utilizados como datos estadísticos, debiendo ser suprimido cualquier dato personal de los adolescentes demorados en dicho procedimiento”. Además, el magistrado instó a que se ponga en conocimiento al jefe de Policía, Julio César Gutiérrez, de que ante nuevos casos se realizarán denuncias ante el ministerio Público Fiscal por el delito de privación ilegítima de la libertad. El magistrado consideró que este accionar está claramente prohibido en el protocolo de actuación policial que redactaran a principios de este año y a otros tratados internacionales de derechos humanos a los que adhiere Argentina.

Para el magistrado, “la detención indiscriminada de adolescentes producto de operativos policiales son propios de épocas dictatoriales” y, en este tipo de condiciones, los jóvenes están expuestos a sufrir todo tipo de atropellos sólo porque la intuición de los agentes los consideró peligrosos.


Al cruce

El secretario de Seguridad Juan Pablo Morales defendió los operativos y manifestó que “la policía continuará realizando estos procedimientos, que están dando buenos resultados y respetando el protocolo de Menores”. Para el exfiscal, no se vulneraron los derechos de los menores, ya que fueron retirados por sus padres.

Anteriormente, el jefe de Policía Julio César Gutiérrez había manifestado que iban a agotar los recursos humanos y materiales a disposición porque eran su única herramienta contra el delito.


Existe un protocolo

El pasado mes de abril de 2013, Morabito declaró la inconstitucionalidad del inciso que otorgaba a la policía provincial las facultades de arrestar a las personas por averiguación de antecedentes, en vista de los reiterados casos de demoras de menores de edad que eran llevados a comisarías sólo por estar en “actitud sospechosa”. Cabe destacar que los mismos luego presentaban lesiones cuando se retiraban de las dependencias policiales.

En agosto, el juez de Control de Garantías Porfirio Acuña se despachó de manera similar ante el caso de un hombre que era acosado por policías que lo detenían arbitrariamente cada vez que lo veían salir de su casa. También existió un proyecto de la diputada Cecilia Guerrero al respecto.

En virtud de ello, a principios de este año, la secretaría de Seguridad presentó el “Protocolo para la actuación policial en procedimientos con personas menores de edad”, redactado entre otros por el propio Morabito. Este protocolo, que hoy parece olvidado, fue puesto en conocimiento de la policía con diversas capacitaciones a los agentes en actividad y a los cadetes estudiantes.

Comentarios

Otras Noticias