La Justicia Federal iniciará una nueva investigación

No hay responsables por el robo millonario a los cajeros del Nación

El Tribunal Oral Federal absolvió por beneficio de la duda a los acusados. Hubo duras críticas a la investigación.
martes, 27 de mayo de 2014 00:00
martes, 27 de mayo de 2014 00:00

Los cuatro imputados por el millonario saqueo a los cajeros del Banco Nación fueron absueltos por el beneficio de la duda en la última jornada del debate. Así lo resolvió el Tribunal Oral Federal, quien ordenó abrir una nueva investigación para determinar quién se llevó los 1.400.000 pesos en el episodio ocurrido en diciembre de 2007.

Ayer, al reanudarse el debate, se les concedieron las últimas palabras antes del veredicto a los acusados. Néstor Verasay, Roque Manuel Pérez y Edgar Arnoldo David, ratificaron su inocencia uno tras otro, mientras que Alfredo Manuel Mirolo –el cuarto imputado- no había recibido acusación por parte del ministerio público fiscal, por lo que se mantuvo en silencio.

Alrededor de las 13, los jueces del tribunal presidido por Juan Carlos Reynaga, dictaron la sentencia ante una sala colmada por familiares y excompañeros de trabajo de los sospechados. Los magistrados resolvieron que no había méritos suficientes para mantener las acusaciones por participación necesaria de hurto agravado y tal como lo pidieron sus abogados defensores en la etapa de alegatos, los absolvieron y ordenaron el cese de todo tipo de restricciones impuestas.

Durante los alegatos, la fiscalía había solicitado condenar a David, Pérez y Verasay a 3 años de prisión, además de sanciones pecuniarias.
En otro ítem de lo resuelto, se hizo lugar parcialmente a la acción civil que el Banco de la Nación Argentina instauró en contra de los tres imputados mencionados, con la salvedad de que sea en forma solidaria y de la proporción que resulte de los eventuales imputados que puedan surgir de una nueva investigación penal ordenada por el tribunal.

Finalmente, se hizo lugar también a la solicitud del Fiscal General para que se remitan copias de las actuaciones a los fines de que se comience a instruir nuevamente una investigación para dar con los responsables de la desaparición de la millonaria suma de dinero.

El próximo 9 de junio a las 11 de la mañana, se procederá a la lectura integral de la sentencia. Según expresó a El Esquiú.com, el fiscal representante del Ministerio Público por el Tribunal Oral Federal, Rafael Vehils, aguardará hasta entonces para decidir si apelará o no el fallo.


“Me pongo a disposición”

Luego de la lectura, el absuelto Edgar David explicó que se sentía “bastante conforme. No podía ser otro el resultado puesto que yo no cometí ningún robo ni nada que se le parezca, esto me sirvió mucho por toda la gente que me apoyó desde el primer día”. Sobre el tiempo transcurrido entre la apertura de la investigación y esta resolución que lo deja libre de culpa, David dijo que “fue un camino largo, interminable.
A nosotros (por su familia) nos afectó mucho en lo laboral además. En cuanto a la apertura de una nueva investigación, señaló que “me parece perfecto. Me pongo a disposición de ellos para lo que necesiten”.

Quien también se expresó sobre la sentencia fue el dirigente gremial Hugo Melo, quien dijo el resultado “es una alegría, porque los trabajadores del Banco Nación entendíamos que estos compañeros no tenían nada que ver con el delito por el que se los acusaba [...] Conocemos su trayectoria como personas dentro de los bancos, porque antes pertenecían al Banco de Catamarca, hoy Banco Nación Argentina, y siempre demostraron honestidad y transparencia y nos parecía injusto que se los sentenciara. Por suerte se hizo justicia”.


“Se lo deseo a los que sí robaron”

Al momento de hablar con los magistrados antes de la sentencia, Roque Manuel Pérez fue quien más se quebró de los cuatro imputados.

“Jamás cometí un delito ni propicié ni participé de ninguna manera, siempre viví de mi trabajo y no del delito. Esto afectó a mi familia, mi madre que tiene 70 años está rezando ahora en la Catedral para que se haga justicia. No me voy a cansar de repetir que soy inocente y esa es la única verdad”, “Ya viví una condena de seis años, tuve que ver a mi hija desde atrás de una reja, mis hijos me vieron esposado en televisión, perdí salud y muchas oportunidades” manifestó entre lágrimas.

A la salida del debate, ya con su absolución consumada, dialogó con El Esquiú.com: “Necesitaría días para explicar lo que sufrí, no saben lo que es no poder disfrutar ni un momento porque al mismo tiempo tenés esto en la cabeza. Se lo deseo a los que realmente robaron, ojalá tengan que pasar lo que yo pasé”.


El hecho

Cuatro de los seis cajeros automáticos ubicados sobre calle San Martín al 600, fueron saqueados el 18 de diciembre de 2007. La suma con la que se alzaron los responsables fue de exactamente 1.428.278 pesos.

La investigación arrojaba que los cajeros no habían sido violentados, sino abiertos por la puerta de carga ubicada del lado por el que los usuarios comunes operan para sacar dinero. De allí se produjo el inmediatio cierre de la sucursal bancaria para investigar si algún empleado podría ser el responsable.

A lo largo del debate quedaría comprobado además que los detectores de movimiento ni las cámaras de seguridad funcionaban. Tampoco las alarmas, por los bajones de energía. Además, se conoció que eran escasas las medidas de seguridad para el resguardo de las claves para abrir donde se depositaba.


Extenso debate

El juicio comenzó a desarrollarse el pasado 31 de marzo y sus largas jornadas incluyeron hasta una inspección ocular en las instalaciones robadas de calle San Martín.
 

Comentarios

Otras Noticias