El niño tiene ocho años

Adolescente le arrebató el celular al hijo de un fiscal

El accionar del arrebatador fue advertido por todos los comensales, que se lanzaron a la persecución del ladrón.
miércoles, 4 de junio de 2014 00:00
miércoles, 4 de junio de 2014 00:00

El hijo de un fiscal penal de la provincia, de tan sólo ocho años, fue víctima del arrebato de su celular, cuando se encontraba sentado en una conocida lomitería, ubicada en Altos del Solar, en la zona Oeste de la ciudad.

Según dieron a conocer fuentes policiales, el niño estaba en una de las mesas del restaurante, sobre avenida Figueroa, y tenía el celular en su mano, cuando un desconocido se aproximó y, rápidamente, le quitó el aparato.

El accionar del arrebatador fue advertido por todos los comensales, que se lanzaron a la persecución del ladrón.

De la misma, tomaron parte varias personas, uno de los mozos del comercio de comidas e, incluso, el padre del menor de edad, que estaba sentado en una mesa contigua y que al observar que le robaban a su pequeño hijo, también se sumó a la carrera para recuperar el celular, un Galaxy S3.

Cuando la persecución llevaba cerca de cuatro cuadras, el ladrón arrojó el celular, pero de todas maneras, fue atrapado una cuadra después por un empleado del supermercado Beraca, quien pudo interceptar al muchacho en su veloz carrera. Allí, los familiares del fiscal se dieron con que el joven era un menor de 15 años, quien junto a otra niña de 14, fueron demorados por parte de personal de la comisaría Cuarta.

El arrebatador fue puesto a disposición de la Justicia de Menores, a cargo de Rodrigo Morabito, quien unas horas más tarde, devolvió a los adolescentes a su hogar. El fiscal radicó la correspondiente denuncia.


Carrera

El chico fue perseguido por cinco cuadras desde el lugar del arrebato, pero una cuadra antes arrojó el celular que acababa de robar a la vía pública.

Comentarios

Otras Noticias