Andalgalá

Habrían colgado y apremiado al joven que luego se fugó

Su padre dijo que fue a buscarlo a la comisaría y lo encontró herido y atado de brazos en el patio.
miércoles, 4 de junio de 2014 00:00
miércoles, 4 de junio de 2014 00:00

El padre del prófugo de Chaquiago denunció que la policía le dio una grave paliza a su hijo luego de haberlo detenido por la presunta participación en un robo acaecido en el distrito de Malli, departamento Andalgalá. El muchacho aún no apareció y su progenitor anticipó que denunciará a los uniformados por apremios.

Ramón Gómez, padre del joven de 24 años que la justicia andalgalense busca con intensidad, dialogó con El Esquiú.com y relató el drama que le toca vivir. Según explicó, concurrió a la sede policial de Andalgalá luego de enterarse que tenían allí a su hijo, identificado con el sobrenombre de “Sagato”. Fue la noche antes de la fuga del joven.

Gómez se horrorizó al ver en qué condiciones tenían al muchacho. De acuerdo al relato ofrecido a este medio, vio cómo los policías lo habrían colgado enredando un alambre a sus esposas y enganchándolo en lo alto del patio. En consecuencia, el joven se encontraba con los pies en el aire. Agravando la escena, estaba vestido con apenas una remera, la cual estaba levantada y dejaba ver grandes moretones en sus costados. Además, el hombre dijo que “tenía reventados los dedos de los pies” y le sangraba la cabeza.

“No digo que no esté mal lo que él pueda haber hecho, estoy de acuerdo con que deba ser investigado y juzgado si robó, pero esto está mal y nada les da derecho a los policías de pegarle así”, expresó Gómez.


Más golpes

Por si fuera poco, el hombre relató que mientras estaba en la comisaría andalgalense, otro grupo de efectivos llegó con el presunto cómplice de su hijo, un joven de apellido Ayosa, al que también comenzaron a apremiar frente a sus ojos.

Gómez se retiró del lugar en busca de asistencia de un abogado para denunciar el caso de apremios, hasta ese entonces, “Sagato” fue trasladado a la subcomisaría de Chaquiago donde pasó la noche junto a otros tres detenidos.

Ya en la mañana del lunes, el detenido aprovechó el descuido de un agente policial que abrió la puerta del diminuto calabozo para servir el desayuno. Luego de empujarlo, salió corriendo por la puerta principal de la subcomisaría. Su padre, luego de buscarlo por zona de montes logró dar con él y lo llevó hasta su casa. Según expresó, su intención era entregarlo y pedir que lo revise un médico para hacer la denuncia por apremios, pero por la noche un cerco policial intentó rodear su domicilio y el joven huyó.

“Hoy (por ayer) intenté encontrarlo nuevamente, pero a donde voy me sigue la policía así que no se va a aparecer, les tiene miedo”, dijo Gómez.

De todos modos, al haber visto a su hijo pendiendo en el aire y al otro joven siendo golpeado, Gómez señaló que radicará la denuncia penal para que la justicia tome intervención.


El hecho

“Sagato” Gómez está acusado de desvalijar junto a Ayosa una vivienda en Malli, de donde se habrían llevado desde un cuatriciclo hasta electrodomésticos varios.

Comentarios

Otras Noticias