Juez catamarqueño advierte que hay miles de narcos y sicarios colombianos en Orán

"Nos encontramos con la radicación de más de 2000 colombianos sobre la frontera", advirtió el magistrado Ricardo Moreno.
viernes, 6 de junio de 2014 00:00
viernes, 6 de junio de 2014 00:00

"Una de las franjas más preocupante que tiene la frontera norte, es la que está entre Orán (Salta) y Bolivia, porque en la zona se encuentran residiendo alrededor de 2000 colombianos, muchos de ellos recién se inician en el mundo del narcotráfico y buscan ganar territorio”, alertó el juez federal de Catamarca, Ricardo Moreno.

Al respecto advirtió que “no son todos ellos los que se dedican a esta actividad, pero sí es llamativo que se hayan radicado en una zona que es muy difícil ingresar. De todas maneras, teniendo este antecedente, en la reunión de jueces hemos solicitado que se controle más el lugar y la respuesta fue casi inmediata por parte de Nación”.

En relación al cónclave de magistrados que se llevó adelante en varias ocasiones en distintos puntos del país, Moreno explicó que “las reuniones de los jueces surgieron a raíz de la preocupación de que manifestó el presidente de la Cámara de Tucumán, en ese entonces, el Dr. San Juan, sobre una amenaza que había recibido el juez de Orán (Raúl Reinoso), y propuso hacer algo para ‘darle una mano’”.

“Cuando nos trasladamos a Salta nos encontramos con la radicación de más de 2000 colombianos sobre la frontera. La verdad que nos llamó la atención, más al tomar conocimiento que habrían sido los autores de la muerte de un par de gendarmes, y sumado a eso la propia guerra que mantienen entre ellos con la intención de ganar mayor territorio”, especificó el juez.

La referida comunidad colombiana se encuentra al norte de Salta, más precisamente en Orán, a sesenta kilómetros de Bolivia, por lo que el magistrado dejó entrever que conforme pasa el tiempo van ganando mayor espacio territorial, extendiendo su “posesión” por toda la frontera norte.

“Los colombianos que hay en la frontera son los que recién inician en la actividad del narcotráfico, y otros tantos que realizan trabajos para ajusticiar personas por dinero, más conocidos como sicarios. Por eso hemos pedido que haya mayor control”, reiteró.

Sobre la conexión que tienen los delitos complejos; el narcotráfico, trata de personas y lavado de dinero, el magistrado dijo que son actividades que “suelen estar unidas”, reforzando de alguna manera lo que la integrante de la Cámara Federal de Tucumán, Graciela Fernández Vecino comentó “sobre el crecimiento de la actividad de tráfico de personas” sobre la frontera del NOA y NEA. 

Comentarios

Otras Noticias