Tiene hemorragias internas y traumatismo de córnea

Denuncian a policías de la Quinta por dispararle a un joven en el rostro

Le ordenaron ingresar a su casa y el joven acató, pero volvió a salir porque se olvidó el celular y allí le dispararon.
sábado, 7 de junio de 2014 00:00
sábado, 7 de junio de 2014 00:00

Un joven de 21 años denunció a efectivos de la comisaría Quinta, quienes le habrían ocasionado graves lesiones en el rostro y un ojo tras efectuarle disparos injustificados con armas antitumultos.

El violento episodio ocurrió durante la madrugada de ayer en el barrio Villa Cubas, precisamente sobre calles Nieva y Castilla, entre Sánchez Oviedo y Congresal Centeno. Allí se encontraba el joven Luis Alberto Luján junto a su novia y una pareja de amigos. Los mismos tenían en mente salir a bailar y como previa, se encontraban “tomando algo” sentados en un marco de ventana, con los pies en la vereda de su casa.

Un móvil perteneciente a la comisaría Quinta, aparentemente en recorridos preventivos, paró a unos metros de ellos y descendieron dos efectivos, quienes de acuerdo a la versión del denunciante, los habrían agredido verbalmente manifestando que debían ingresar al domicilio.

Según se denunció con posterioridad, los jóvenes acataron la orden, pero Luján se olvidó su teléfono afuera por lo que salió a buscarlo y allí fue atacado. A escasos metros de la verja de su casa, dos efectivos con escopetas antitumultos comenzaron a dispararle a mansalva.

Luján recibió impactos de balas de goma en su ojo izquierdo, en el labio y cerca de la sien. Los mismos lo dejaron tirado en el suelo y sangrando.

El Esquiú.com dialogó con María Isabel Cardozo, la madre de Luján, quien dio su versión de lo que pasó: “La policía los trataba mal, entonces yo salí a ver […] les pregunté qué era lo que les molestaba si estaban en mi casa, pero nadie los agredió en ningún momento. Cuando mi hijo se volvió a buscar el celular lo dejaron tirado y ensangrentado gritando que le dolía el ojo”.

Los presentes llamaron al SAME, quienes trasladaron al joven hacia el hospital de urgencias. La inflamación no dejaba ver cuán comprometida estaba su vista. Una ecografía arrojó el resultado de hemorragia interna y traumatismo de córnea.

“Cuando vino el SAME nos dijeron que lo tenían que llevar porque lo que tenía era muy grave. Ellos se fueron corriendo del lugar como salvajes, son unos mafiosos”, expresó Cardozo y luego agregó que cuando fue a radicar la pertinente denuncia, le dijeron que regrese recién a las 10 de la mañana. La mujer regresó al horario señalado y allí los sumariantes le tomaron la acusación.

 

Comentarios

Otras Noticias