Internan a la niña víctima de bullying

La pequeña padece serias complicaciones de salud que serían derivadas del líquido que le habrían obligado a ingerir.
lunes, 5 de octubre de 2015 00:00
lunes, 5 de octubre de 2015 00:00

Paola, la madre de la niña de seis años que sufrió un violento episodio de bullying en el baño del Colegio Santa Rosa - Cristo Rey, dio a conocer que su hija será internada hoy por las graves consecuencias en su salud que viene teniendo desde el día del hecho.
En diálogo con El Esquiú.com, la mujer explicó que con el paso de los días, el vientre de la niña comenzó a inflamarse cada vez más, como se ve en la imagen y que los médicos decidieron su internación en una clínica privada, porque en los análisis que se le practicaron “todos los valores están alterados. Aún no podemos saber qué le dieron de tomar ese día, porque ella dice que fue un ‘jugo amargo’, pero no sabemos qué tipo de desinfectante puede haber sido para que le cause este efecto”, manifestó la madre preocupada.
La mujer expresó que a pesar de la gravedad del estado de salud de su pequeña no ha contado con asistencia de ningún tipo del establecimiento educativo en el que sucedieron los hechos, tampoco del ministerio de Educación, al que también se dirigió en busca de ayuda, ni de ninguna institución.

Sin sostén
“Ni siquiera los otros padres se han solidarizado conmigo, a pesar de que hoy nos tocó a nosotros y mañana les podría tocar a ellos”, lamentó, agregando que “ni el Obispo ni la directora a cargo del establecimiento nos han dado respuestas. Traté de anotarla en otra institución y todo lo que recibí fue un no rotundo”.
Paola lamentó que luego de dos meses de ocurrido el episodio de bullying su hija esté sumamente afectada y manifestó que se vio obligada a sacar de la escuela a su otra hija de cinco años, quien padece de una cardiopatía congénita. “Su médica me explicó que si algo similar le pasara a ella, no sobreviviría”, dijo sumamente consternada.
La madre, finalmente, expresó que como desde varios ámbitos tratan de minimizar la situación que ella ha manifestado públicamente, diciendo que su hija “inventa cosas”, decidió mostrar una fotografía del estado en que la pequeña se encuentra ahora, presentando su vientre sumamente inflamado. “Un vecinito me dijo que parecía embarazada”, indicó, agregando que todo esto ha tenido repercusiones gravísimas en la personalidad de la niña. “Ella desde ese día perdió la sonrisa”, dijo, agregando que todo esto significa un duro golpe para la economía de la familia, ya que han tenido que costear todos los medicamentos y consultas de manera particular.

Bullying
Cabe recordar que la niña habría sido atacada por otras un poco mayores que ella en el baño de la institución, quienes la golpearon, le metieron la cabeza en el inodoro, la hicieron arrodillar y la obligaron a tragar un líquido desconocido.
A causa de esto, desde principios de agosto ella y su hermana un año menor no concurren a la escuela.

Comentarios

Otras Noticias