“Está en manos del Ejecutivo”, expresó el juez Morabito

No se habilitó el ex Correccional de Mujeres para los adolescentes

Se planteó la necesidad de contar con un lugar para alojar a los chicos que cometen delitos graves, que deben estar en contexto de encierro.
lunes, 5 de octubre de 2015 00:00
lunes, 5 de octubre de 2015 00:00

Luego de las gestiones que iniciaron los jueces de Menores, Rodrigo Morabito y Fabricio Gershani, al plantear la necesidad de un lugar para alojar en contexto de encierro a adolescentes en conflicto con la Ley, aún no se habilitó el ex Correccional de Mujeres ubicado en calle 1 de Mayo.
En diálogo con El Esquiú.com, el juez Morabito indicó que “nosotros lo hemos propuesto; nos hemos reunido el doctor Gershani y yo con autoridades de Seguridad; hemos hablado con ellos con respecto a contar con un régimen cerrado, porque tenemos el Centro de Admisión y Derivación y también tenemos un centro semiabierto, que es el Centro Juvenil Santa Rosa. Pero también en los regímenes penales juveniles existe un régimen cerrado, que es como funcionaba anteriormente en la exAlcaidía, adonde irían los chicos que tengan delitos extremadamente graves. Hoy en día, no tenemos una clasificación de delitos en el Centro Juvenil Santa Rosa. Hay chicos que pueden estar con delitos graves y otros con delitos menores”. Asimismo, agregó que “en base a esto, hemos planteado esta necesidad, pero ésta es una decisión del Poder Ejecutivo, a través del ministerio de Desarrollo Social y de la secretaría de Seguridad. También hemos formulado un protocolo que estamos visualizando”.


“Esto está en manos del Ejecutivo, quien tiene las políticas en materia de contextos de encierro y que tiene que dar las garantías necesarias. La Justicia ya se expidió en este sentido”, puntualizó.
Con respecto a las condiciones del predio mencionado para esta nueva utilidad, Morabito dijo que “sabemos que había gente allí en contexto de encierro, ya que había mujeres cumpliendo sus penas”.
Sobre la necesidad de contar con un lugar con estas características, el juez explicó que “hay delitos que son extremadamente graves y lo que tenemos que hacer es aplicar el contexto de encierro. Hay chicos que se tornan inmanejables y terminan rompiendo cosas o convirtiéndose en líderes y muchas veces el manejo de ellos se dificulta. Nos referimos a delitos violentos, que pueden llegar a homicidios; pero en Catamarca estos últimos son bajísimos, casi nulos los casos que se registran”.
En este sentido, el magistrado especificó que “hay que seguir abordándolos (a los adolescentes) desde el Sistema de Protección en cuanto a sus necesidades básicas insatisfechas y llevando adelante sus tratamientos de adicciones, ya que no hay que dejar de lado que la mayoría de los chicos que pasan por el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes tienen problemas de consumo y esa es una gran problemática”.

Comentarios

Otras Noticias