Desvincularon a la institución del caso de bullying

El colegio Santa Rosa apuntó contra los padres por la salud de la pequeña

La familia de la niña aseguró que a causa de lo ocurrido en la escuela ella tiene severos trastornos.
martes, 6 de octubre de 2015 00:00
martes, 6 de octubre de 2015 00:00

La representante legal del colegio Santa Rosa de Lima - Cristo Rey, hermana Saturnina Samudio Bernal, hizo llegar a este medio un descargo por los dichos de la familia de una alumna del establecimiento escolar, que asegura padecer severos trastornos en su salud tras haber sufrido un episodio de bullying en el baño de la mencionada institución.
“Respecto la nota periodística (...) donde la abuela de una alumna que dice haber sufrido ‘bullying’ en nuestro establecimiento escolar y sostiene que su nieta está grave, supuestamente por daños que le hubieran hecho otras compañeras de la escuela, tengo la obligación institucional de desmentir y manifestar lo que está sucediendo con relación a la niña cuyos padres reclaman. En primer lugar, comienzo desmintiendo que la niña tuviera que ser intervenida en nosocomio alguno producto de que le hubieran hecho tomar desinfectante. Pues la denuncia por supuesto bullying fue hace más de dos meses y desde entonces hasta ahora no había tenido ningún problema gástrico”, expresa la carta.
“En segundo lugar, el malestar que denuncia que padece la niña tampoco puede ser atribuido a la institución escolar, toda vez que si el bullying hubiera existido, hace dos meses que los padres no mandan a la niña a la escuela y por tanto, si tan mal está, evidentemente es porque algún problema tiene en su hogar, no en la escuela. El verdadero problema que se observa en este caso es familiar y la preocupación nuestra (...) radica en que los padres no mandan a la niña. La menor supuestamente dice estar mal y no se sabe cuáles sean los problemas que tenga en su hogar. Con esto estamos significando que podría darse una situación de violencia familiar, que los tutores se estén escondiendo detrás de una denuncia a nuestra institución, como si fuéramos los causantes del malestar de la niña, cuando esto no sea por razones imputables a la escuela. Entonces, por estas razones y porque la preocupación desde la escuela es grande, toda vez que son niñas que pertenecen a nuestra institución y no sabemos sobre su estado, pero a la vez nos culpan de una de ellas como si fuéramos causantes de sus problemas cuando no lo somos, pediremos intervención inmediata de la Justicia de Menores, para que se verifique el estado de estas niñas, que mucha preocupación nos dejan”, finaliza la misiva recibida por El Esquiú.com.

Comentarios

Otras Noticias