El presunto líder de la “narcofamilia” amplió su declaración

Claudio Argañaraz aseguró ser el único responsable de la cocaína

Dio su versión de los hechos durante casi dos horas e intentó despegar a su familia de la causa.
jueves, 19 de noviembre de 2015 00:00
jueves, 19 de noviembre de 2015 00:00

Claudio Argañaraz (p), el presunto cabecilla de una “narcofamilia” cuyo accionar habría sido desbaratado hace dos meses en una pesquisa, amplió ayer su declaración indagatoria y habría asumido la culpa por la cocina de cocaína que fue encontrada en una finca heredada de su padre.

Argañaraz fue trasladado hacia el Juzgado Federal bajo un fuerte operativo de custodia y se extendió en su versión de lo ocurrido aquella noche del 12 de septiembre pasado, durante un lapso de dos horas aproximadamente. En la primera oportunidad en la que fue indagado, el hombre se mantuvo en silencio; pero ahora, tras cambiar de abogado –actualmente es asistido por Luis Armando Gandini-, intentó desvincular por completo a su familia.

Si bien los detalles vertidos se manejan con estricto hermetismo desde las esferas judiciales, se pudo conocer del diálogo con el abogado defensor que Claudio Argañaraz se ubicó como el único responsable y “desvinculó totalmente a su familia y a personas extrañas”. Según se remarcó, “dio las explicaciones del caso, pero no involucró a sus hijos ni a su hermano”. Además intentó justificar la procedencia de la abultada suma de dinero secuestrada.

En este sentido, habría detallado cómo se procesaba la cocaína en su domicilio y remarcó que su hermano Domingo Argañaraz –también detenido en el marco de la investigación- desconocía la actividad que él llevaba adelante. Sin embargo, Claudio no habría ido mucho más allá del hecho puntual que se está intentando dilucidar.

Como se recordará, si bien se allanaron varios domicilios, la cocina de cocaína se encontró en una finca de varias hectáreas ubicada sobre el margen Este del arroyo Fariñango.

Argañaraz habría sido sorprendido por la policía “con las manos en la sustancia”. El hombre fue imputado luego por el delito de “preparación y/o producción de estupefacientes agravada por el número de intervinientes”, misma figura penal que recibió su hermano Domingo Argañaraz, quien también fue encontrado en el inmueble. Luego, detuvieron a dos hijos de Claudio y uno de Domingo, por vinculaciones con la actividad ilícita.

Con el correr de los días, uno de los hijos de Claudio quedó fuera de la causa y el otro (también llamado Claudio) permanece detenido por transporte de estupefacientes agravado. Enzo Argañaraz, quien es hijo de Domingo, recuperó la libertad días atrás bajo una caución de 100 mil pesos, aunque sigue vinculado a la causa como partícipe secundario de “preparación y/o producción de estupefacientes agravada”.

Sobre los Argañaraz se trabó un embargo que, sumando las cifras de los cuatro involucrados, asciende a la cifra de un millón de pesos.

Resta conocer cuál será el grado de credibilidad que la Justicia Federal le otorgará a los dichos de Argañaraz, dado el avanzado estado de la investigación en contra suyo y de su familia.


Allanamientos

El día del allanamiento, ocurrido el pasado 12 de septiembre, a los Argañaraz se les encontró en los distintos domicilios cocaína en alto grado de pureza, precursores químicos y medicamentos utilizados para el corte y estiramiento de la sustancia. Además, se secuestró gran cantidad de dinero, vehículos, teléfonos celulares y otros elementos probatorios.

Comentarios

Otras Noticias