Accidente en viaje de estudio

Analizan documentación secuestrada luego de allanamiento a una empresa de turismo

Los allanamientos ordenados surgen a raíz de la denuncia presentada por estafa en contra de la empresa
viernes, 6 de noviembre de 2015 00:00
viernes, 6 de noviembre de 2015 00:00

Tras el allanamiento a la empresa de viajes y turismo que vendió el viaje a los padres de alumnos del Instituto Belgrano, de donde la Justicia secuestró documentación alusiva, se brindó una conferencia de prensa para dar pormenores del avance de la investigación.

El abogado que representa los intereses de varios de los progenitores, Diego Contreras, señaló que los allanamientos ordenados surgen a raíz de la denuncia presentada por estafa en contra de la empresa que les vendió el viaje en el que los niños volcaron mientras regresaban a bordo de un colectivo.

“El allanamiento fue para conseguir documentación que estamos solicitando, copias de que se haya hecho el depósito de cuota cero y constancias de los colectivos”, expresó. “El viaje que nos vendió la empresa Carabús no estaba autorizado por el ministerio de Turismo de la Nación y después del accidente se siguió vendiendo el viaje libremente. El destino lo habilitaron después, cuando padres de chicos de otro colegio les pidieron documentación”, señaló el abogado.

Contreras remarcó que el colectivo que les habían prometido era un modelo varios años más nuevo que modelo 2007 en el que finalmente viajaron y se produjo el siniestro. “Además, se nos estafó porque se nos cobró a todos los padres un concepto de 250 pesos como ‘cuota cero’, que garantiza el cumplimiento del viaje y es la primera que se paga, nos cobró antes y no nos dieron recibos de depósitos ni ninguna otra constancia”, añadió.

Como se recordará, el micro en el que se trasladaban alrededor de 60 niños del Instituto Belgrano volcó el pasado 18 de septiembre en la ruta 307, cerca de Tafí del Valle, cuando ya regresaban del viaje de estudios. En consecuencia, una nena de 11 años perdió un brazo y otros pequeños también sufrieron lesiones de consideración.

Además de documentación, los efectivos secuestraron de las oficinas de la empresa una pc, la cual está siendo sometida a pericias. La causa es investigada por el fiscal de instrucción Nº 1, Víctor Figueroa. No se descarta que se envíen oficios para obtener más documentación para dilucidar si los hechos se encuadran en el delito de estafa que denunciaron los padres.
“Nos dijeron que no viajáramos, que estaba todo tranquilo, cuando la gravedad de las lesiones de los chicos fueron públicas y notorias”, sentenció Contreras.

Comentarios

Otras Noticias