Se presentó voluntariamente en la Brigada de Investigaciones

Presunto homicida llegó a esconderse a Catamarca, pero finalmente se entregó

Leonel Federico Rivero habría interceptado a una muchacha cuando volvía del boliche a su casa y la habría golpeado hasta matarla.
miércoles, 9 de diciembre de 2015 00:00
miércoles, 9 de diciembre de 2015 00:00

Un joven de 23 años, quien tenía pedido de detención de parte de la Justicia cordobesa por el sangriento homicidio de una joven en Santa Rosa de Calamuchita, se entregó ante la policía catamarqueña y fue extraditado para su declaración indagatoria.
Tras haber presuntamente asesinado a Romina Cisterna (22) a golpes con un objeto contundente, Leonel Federico Rivero se habría ido a su casa y emprendió la huida. El joven tomó un colectivo de larga distancia hacia esta provincia y mientras tanto, coordinó encontrarse con una persona de apellido Chayle, quien le brindó asilo. Mientras en estos días, más de 140 mil personas ingresaban a esta Capital por celebrarse las fiestas marianas.
El homicidio que conmocionó a Calamuchita, por sus características brutales, ocurrió el domingo a la madrugada. La joven salió a tomar algo con una amiga y luego fue a bailar a un boliche de aquella localidad, llamado Sheik. Fue atacada alrededor de las 6.30, cuando volvía a su hogar. El asesino tiró su cuerpo en el patio de una vivienda ubicada a dos cuadras de su casa, en el barrio Villa Santarelli. Hubo marchas por las calles de la ciudad, donde familiares, allegados y vecinos preocupados reclamaron justicia y el pronto esclarecimiento del luctuoso episodio.

Sospechoso
Rivero apareció como sospechoso desde un primer momento y se realizaron numerosos allanamientos en su barrio y domicilios de conocidos. El comisario Alejandro Rocchietti, jefe de la departamental de Investigaciones cordobesa, logró que la familia del muchacho le permitiera comunicarse telefónicamente con él. Ambos dialogaron alrededor de una hora, en la que no se le habría mencionado que era el principal sospechoso, sino que se lo persuadió de presentarse a brindar testimonio y se le dijo que su madre estaba detenida.
Rivero siguió las indicaciones suministradas por el efectivo policial y según confirmaron fuentes locales consultadas, se acercó a una policía mujer que encontró en la vía pública y le pidió que lo guíe hasta la sede de la División de Investigaciones. Una vez allí, pidió hablar con el comisario Oscar Barrios y se presentó.

Extraditado
El jefe de Investigaciones se comunicó con su par de Córdoba y fue puesto al tanto de la situación, tras lo cual pidió que se le remita la orden de detención. Una vez que tuvo la copia, puso en conocimiento al fiscal de instrucción en turno y pudo proceder con la detención de Rivero. La persona que le brindó asilo también llegó a la sede policial y entregó las pertenencias de Rivero, entre las que había ropa que podría ser la usada la noche del crimen y un teléfono que el joven intentaba vender, presuntamente de la víctima.
Anoche, sobre el cierre de esta edición, una comisión policial de Calamuchita ya había buscado al muchacho y se lo llevaban directo hacia la fiscalía de Río Tercero, donde la fiscal Andrea Heredia Hidalgo, quien está a cargo de la causa, le tomará declaración indagatoria por homicidio criminis causa.
Rivero, quien tiene antecedentes por hechos de robo, resultó seriamente comprometido por el material probatorio recabado en la escena del crimen y no se descarta que haya participado otra persona junto a él.

Comentarios

Otras Noticias