Juicio en el Juzgado Correccional Nº 2

“Me siento mal sólo por mentir y que él tenga antecedentes y tenga que ir preso”

La damnificada relató a El Esquiú.com su versión de los hechos y qué la llevó a realizar la denuncia.
sábado, 2 de mayo de 2015 00:00
sábado, 2 de mayo de 2015 00:00

En el marco de un juicio que se lleva a cabo en el Juzgado Correccional Nº 2 contra Jonathan Manuel Vera, acusado de “lesiones leves y aborto preterintencional”, como consecuencia de la denuncia de Karen Welcher, la presunta víctima, quien en su declaración se desdijo de todo lo declarado y defendió al imputado que espera la pena en el servicio penitenciario, la fiscal solicitó dos años y seis meses de prisión efectiva, mientras que la defensa peticionó la nulidad, puesto que no se puede asegurar que Vera, con su accionar, haya producido el aborto de su ex.
En diálogo con El Esquiú.com, Welcher dio su versión de lo sucedido aquel día, en el que su exnovio le habría propinado una feroz golpiza y a causa de ello, perdió un embarazo que llevaba cuatro meses de gestación.  Ella después  reanudó el vínculo con Vera, el que se mantiene actualmente.
“Yo mentí, yo hice un falso testimonio”, fue lo que Welcher aseguró tras conocer la pena pedida por la fiscal Olga Pereyra de Delgado. “Él (por Vera) en ningún momento me pegó, pero la fiscal insiste en que él me tiene amenazada, pero no es verdad. Quiero que se haga justicia, porque yo mentí; él es inocente”.
Además, la supuesta víctima expresó el calvario que le tocó vivir a causa de haber faltado a la verdad y que esto trajo muchos problemas para su pareja, con quien, a la semana de haber realizado la denuncia, ya había vuelto.
“Hace seis meses que está en el servicio penitenciario y es inocente”, contó Welcher, quien aseguró que en al menos tres oportunidades Vera habría intentado quitarse la vida. La última habría sido el jueves pasado, luego de conocer que la fiscal mantuvo la acusación que pesa en su contra, mediante la cual aseguraba que el aborto fue producto de los golpes inferidos a Karen.
En cuanto a la víctima, la fiscal expresó que no tiene validez la rectificación de Welcher, puesto que se supone que se encuentra amenazada por el imputado y que las pruebas en su contra, en conjunto con las pericias psiquiátricas practicadas tanto a la víctima como al imputado, serían suficientes para sostener la acusación.

Aborto
Vera, quien se encuentra alojado en el penal de Miraflores desde noviembre pasado y espera la condena tras las rejas, decidió no prestar declaración, pero sí lo hizo públicamente la pareja del joven. “El testigo dijo que yo la noche anterior fui a bailar a No C Dice. Es verdad; mi novio vino a reclamarme porque había salido, pero no me pegó. No puede ir preso, porque es inocente”, expresó.
“Soy una persona diabética; además tengo hipotiroidismo. Nosotros sabíamos que tenía un embarazo de alto riesgo. Anteriormente, ya tuve otro riesgo de pérdida, pero él no me pegó”, insistió la víctima.

Reclamo de justicia
“Yo quiero hacer público mi pedido, porque no me tiene amenaza como dice la fiscal. Además, con su familia tengo una buena relación”, manifestó y adelantó que para el próximo lunes, la familia de Vera va a manifestarse frente al edificio de ambos juzgados correccionales, solicitando que se haga justicia y no se lo condene.

Celos
Welcher expresó cuáles fueron las razones que la llevaron a faltar a la verdad mediante una denuncia de tal magnitud, en virtud de la lucha constante de las instituciones para erradicar la violencia de género. “Mentí por la misma bronca que tenía, porque él (Vera) había ido con otra chica a La Gruta”, expresó.
Según da cuenta la instrucción, los hechos habrían ocurrido en el santuario de la avenida Virgen del Valle Norte, más precisamente en el interior del baño de mujeres, donde junto al acusado, cumplían funciones de limpieza.

Daño psicológico
Respecto del acusado de lesiones y aborto preterintencional, la víctima contó que “él (Vera) estuvo en el servicio penitenciario; él se ahorcó el jueves a la mañana, después de que la fiscal lo acusó de haber causado el aborto. Hace seis meses que lo tiene traumado esta situación; está con tratamiento psicológico”.
“Él quería morirse; ya no soporta que le digan que el mató a su hijo”, confesó Welcher, quien se siente responsable por la pérdida de la libertad de su pareja. “Me siento mal sólo por mentir y que él tenga antecedentes y tenga que ir preso”, manifestó.
“Estábamos muy ilusionados por tener nuestro hijo”, dijo la presunta víctima y además señaló como responsables a los funcionarios de la Justicia, porque ella se contradijo en la etapa de instrucción. “El juez y la fiscal se van a hacer responsables si a él (Vera) le pasa algo”, expresó.
“La fiscal lo quiere contradecir al médico, a los testigos y no es así; estarían cometiendo una injusticia si lo condenan”, dijo.

Hechos
Según da cuenta la instrucción, los hechos ocurrieron en el interior del baño de mujeres de La Gruta de la Virgen del Valle, donde se encontraba Karen realizando tareas de limpieza y se apersonó Vera, quien primero la amenazó diciendo “si no volvés conmigo, te voy a hacer abortar”.
No conforme con ello, el imputado prosiguió y minutos más tarde del mismo día, la agredió físicamente propinándole un golpe en su cabeza, el que hizo que ella se desvaneciera golpeando fuertemente su cabeza con el piso y le produjera el aborto espontáneo de cuatro meses de gestación, comprobado mediante un examen médico.
Luego, el 4 de noviembre, volvió a incurrir en agresiones, cuando le arrojó una piedra cuando circulaba como acompañante en una motocicleta junto a su hermana y luego de voltearla, le propinó varios golpes en su cabeza.

Manifestación

Welcher aseguró que los familiares de Jonathan Vera, acusado de lesiones leves y aborto preterintencional, se manifestarán el lunes por la mañana frente al edificio del Juzgado Correccional Nº 2, donde se lo está juzgando y donde el próximo jueves se conocerá la sentencia.
El reclamo será para pedir por la liberación de Vera, puesto que sostienen su inocencia.

Comentarios

Otras Noticias