Violentos incidentes el fin de semana

Vecinos de avenida Galíndez furiosos por los problemas que ocasiona local nocturno

Piden que se les quite la habilitación por no haber cumplido con el convenio para trasladarse a la zona de Alto Fariñango.
lunes, 7 de septiembre de 2015 00:00
lunes, 7 de septiembre de 2015 00:00

Vecinos de la avenida Gobernador Galíndez mostraron su descontento por nuevos incidentes a la salida del local nocturno “Joy Pub” y pidieron que el Municipio les quite la habilitación comercial, ya que estarían incumpliendo el convenio para trasladarse a la zona del Alto Fariñango junto a los otros boliches.

Uno de los vecinos, quien pidió reservar su identidad para evitar confrontaciones, señaló que “alrededor de las 5 y media de la mañana comenzaron los problemas. Siempre pasa lo mismo cuando está por terminar. Salen alcoholizados y se pelean. Ahora levantaron cascotes de las veredas y rompieron vidrios. Los problemas entre los vecinos y Joy son de vieja data. “Hace 11 años que nos atormentan la vida. Los fines de semana no se puede dormir por todos los ruidos que salen del boliche y todo lo que se genera alrededor. Es un calvario, porque te rompen las puertas, rompen vidrios, dejan un desastre los jardines de las casas”, señaló el ciudadano en diálogo con El Esquiú.com.


Convenio incumplido

Luego de largos años de quejas, denuncias y juicios por la situación, desde el municipio capitalino se planificó la zona Alto Fariñango para trasladar los boliches de la ciudad a las inmediaciones del Predio Ferial Catamarca. Sin embargo, hasta el momento, sólo uno de los locales nocturnos se trasladó allí, ubicando dos boliches en la zona.

“El 3 de julio de 2013 se firmó un convenio por 18 meses para irse de acá, donde colindan con casas de familia. Ya pasaron dos años y dos meses y nosotros, que fuimos los impulsores de esto, porque éramos los damnificados, seguimos sufriendo el mismo problema”, señaló uno de los vecinos.

“La Municipalidad tiene que ponerle fin al tema y ya no son los inspectores los culpables, sino la máxima autoridad. Ellos (por los propietarios de Joy) incumplieron con lo pautado en el convenio y no quieren invertir; entonces deberían quitarles la habilitación. No es que alguien vaya a quedar en la calle; sólo es un traslado y también son dueños de otro boliche. Nosotros ya no sabemos qué más hacer”, expresaron.

Comentarios

Otras Noticias