Juicio por el crimen del abogado

El homicidio de Raúl Dahbar quedó impune: absolvieron al jornalero

El tribunal de la Cámara Penal Nº 3 decidió por unanimidad absolver por la duda a José “Pepe” Colombres.
martes, 31 de octubre de 2017 00:06
martes, 31 de octubre de 2017 00:06

José Manuel Colombres, el jornalero acusado de asesinar a Raúl Dahbar, fue absuelto por decisión unánime del tribunal de la Cámara Penal Nº 3 y de esta forma la causa que investigaba el homicidio del abogado que fue acribillado de cinco disparos el 23 de diciembre de 2014, quedó impune. 
Luego de una extensa jornada de más de cinco horas, ayer se conoció el veredicto por el cual los jueces Patricia Olmi, Jorge Palacios y Marcelo Soria resolvieron hacer lugar al pedido de la defensa que sostuvo en todo momento la inocencia de “Pepe”, como se lo apoda al extractorista que trabajaba para la víctima. 
Cabe destacar que el fiscal Ruben Carrizo, quien mantuvo la acusación para Colombres, había pedido en sus alegatos la pena de 12 años de prisión por el delito de homicidio simple agravado por el uso de armas. 
En su alocución, que se extendió aproximadamente por dos horas, el representante del Ministerio Público dijo que no hacía falta sindicarlo en tiempo, modo y lugar al victimario, sino que con la sola presunción ante las explicaciones sin sustento del acusado en la etapa de instrucción, era suficiente para tener un grado de certeza  para condenarlo.
Esto se sumó a la existencia de una carta de confesión, en la cual Colombres se habría quebrado y manifestado su necesidad de confesar el crimen, “para quedar bien con Dios”, según señaló el representante del Ministerio Público Fiscal.
Para Carrizo, el imputado, quien reconoció que estuvo aquel día en la finca, el móvil habría sido un altercado que mantuvo por una supuesta deuda que tenía la víctima con el victimario, por unos días trabajados. 
Además, el fiscal añadió el resultado del informe socioambiental  que daba cuenta que Colombres era un violento, ya que su pareja lo había denunciado por el delito de violencia de género. 
En este sentido, agregó que la sumatoria de indicios de conductas sospechosas, más una mala justificación de las mismas, le permitía establecer a Colombres como el autor penalmente responsable de asesinar a Dahbar.
Respecto de las características del crimen, el fiscal infiere que el ejecutor tenía que ser alguien que conociera el predio, cómo ingresar, moverse y salir, hecho por el cual se tenía la firme sospecha de que el jornalero era el perpetrador. 
Por último, Carrizo se refirió al perfil psicológico de Colombres, donde da cuenta de los elementos que describe el médico que realizó la autopsia, quien indica que los dos primeros disparos fueron en el mentón, quiere decir que la víctima había mantenido una acalorada discusión con su asesino, quien intentó callarlo y luego lo terminó rematando en el piso de otros tres disparos. 
A este criterio se sumó la representante de la querella de las hijas de Dahbar, Mónica Avellaneda, quien argumentó que “los indicios descritos son suficientes, pero hay que tener en cuenta la clandestinidad del lugar donde ocurrieron los hechos debido a que se desarrollaron en un paraje casi inhóspito”.
“Mis representadas son las víctimas indirectas del hecho, a Raúl Dahbar lo conozco desde los 7 años, de quien aprendí mucho y que tenía derecho a vivir una vida y disfrutar de su vejez y hoy su familia no lo puede tener”, concluyó la letrada.
En relación con el monto de la pena, la abogada se extendió más allá y pidió 20 años de prisión para Colombres y citó jurisprudencia a nivel local y nacional.
Por su parte, el abogado defensor Fernando Contreras cuestionó la instrucción y toda la investigación, atento a que surgía de la misma que existían  otras líneas investigativas que no fueron tenidas en cuenta. 
También cuestionó la veracidad de los testigos proporcionados por el fiscal, ya que existían contradicciones en sus declaraciones en sede de instrucción, con lo declarado en la audiencia de debate respecto de los horarios en que habrían sucedido los hechos. 
La defensa, además en otras observaciones, criticó la falta de certeza en la data de hora de la muerte del abogado Dahbar, ya que el facultativo médico Gómez afirmó que la data de muerte era de entre 15 y 20 horas de acuerdo a las características que presentaba el cuerpo. 
Lo curioso del caso es que según el defensor, el médico no le habría tomado el pulso ni examinó el cuerpo, simplemente lo visualizó. 
Esto generó dudas sobre la hora de muerte de Dahbar, que según Contreras, sería distinto de lo que citó el fiscal, tanto en la requisitoria como al momento de la acusación primera, que favoreció a Colombres. 

14%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
7%
Tristeza
21%
Incertidumbre
7%
Indiferencia

Comentarios

31/10/2017 | 07:35
#1
¿Estamos todos locos o El Caso Luque les creó un recuerdo imborrable en su cerebro? ¿ Como no hace falta determinar o sindicarlo (¿?) en tiempo, modo y lugar? Parece que los abogados ven pocas series de televisión donde reales asesinos, vistos por nosotros matar, luego salen libres por no haber testigos presenciales o tener coartadas válidas ( truchas para los televidentes) ¿ Hace falta decir que se necesita más y mejor instrucción para condenar a un ciudadano acusado de homicidio? Seguramente el tractorista tuvo una discusión y tenía un motivo ( aunque alguien sostuvo que Dahbar no le debía nada) pero..y la prueba de la parafina? Lo loco es decir la barbaridad que cronica El Esquiu. No es necesario sindicarlo...etc ¡ NO ME DIGAS!

Otras Noticias