En el Norte de la Capital

Móvil policial habría cruzado en rojo y provocado un grave siniestro vial

El automóvil quedó destrozado. Una niña de 7 años y sus padres terminaron con lesiones.
lunes, 27 de noviembre de 2017 00:07
lunes, 27 de noviembre de 2017 00:07

Un móvil policial de la comisaría Octava protagonizó ayer un grave siniestro vial. Una niña de 7 años y sus padres Cynthia Díaz (25) y Sergio Díaz (27) terminaron con lesiones producto de la violencia del impacto. 
El hecho sucedió en la intersección de las avenidas Choya y Terebintos, donde aparentemente, según señalaron ocasionales testigos, el vehículo policial habría cruzado el semáforo en rojo a gran velocidad y sin la sirena encendida e impactó bruscamente al automóvil, que sufrió importantes daños materiales. 

Viral

Ocasionales transeúntes repudiaron el accionar de los efectivos que circulaban en la camioneta 4x4, ya que luego del suceso, según testigos, los numerarios no se bajaron del vehículo para asistir a las víctimas. Incluso momentos después hicieron viral un video a través de las redes sociales, donde se ve el móvil policial estacionado en la sombra de un árbol ubicado a unos cincuenta metros del punto del impacto, mientras la niña lloraba de dolor a un costado del automóvil siniestrado hasta que llegó la ambulancia.

Lesiones 

Como resultado, la niña, quien viajaba en la parte delantera del vehículo en las piernas de su madre, sufrió la fisura del tabique nasal y moretones, por lo que deberá someterse a una cirugía facial, de lo contrario podría tener complicaciones en su salud, indicaron los médicos del Hospital de Niños a sus padres, que también resultaron con lesiones varias, aunque no de gravedad.

En primera persona

El Esquiú.com pudo dialogar con una de las víctimas, quien contó en primera persona cómo sucedió el hecho, ya que al cierre de edición Relaciones Institucionales no había emitido información relacionada con el siniestro.
Cynthia Díaz, madre de la niña, relató: “Íbamos subiendo por la avenida Choya con mi pareja en el auto. Estaba el semáforo en verde, salían los autos y nosotros lo hicimos por detrás. Cuando estábamos por cruzar, el móvil salió de la Terebintos y nos dio vuelta el auto”. 
Además, Díaz remarcó: “El móvil policial venía sin la sirena. Íbamos escuchando la radio Valle Viejo a poco volumen y con los vidrios bajados. Agradezco a Dios y la Virgen que íbamos despacio, sino no sabemos qué hubiera pasado. Estábamos a punto de llegar, porque mi papá vive a dos cuadras”.

Estacionaron en la sombra

Después del siniestro, la joven manifestó con pesar la actitud de los efectivos: “Después de que nos chocaron, ellos se fueron y se estacionaron en la sombra. Ni se acercaron. Mi marido salió del auto como pudo a ver a mi hija, porque estaba ensangrentada”. 
“Cuando ya nos habían chocado, prendieron las balizas. La verdad que nos llevamos un susto tremendo, mi hija está traumatizada todavía”, añadió Díaz. 
También, la joven madre aclaró que el video “fue viralizado por un testigo, que estaba enojado porque hacía una semana los policías habían chocado a una chica y quedó en la nada”. 
Al repudio se sumaron vecinos que salieron de sus casas para asistir a las víctimas hasta que llegó la ambulancia, que habría actuado con rapidez, siempre de acuerdo a lo manifestado por la propia víctima. 

Niño lesionado en FME

Por otro lado, a las 12.45, en la ruta provincial Nº 1, a la altura del ingreso a Capilla del Rosario, en la localidad de La Tercena, (Fray Mamerto Esquiú), Rodolfo Masías (37), quien circulaba al mando de una motocicleta Cerro Blitz 110 cc., de color negro, en compañía de Luisa Verónica Bastos (40) y un niño de 7 años, por causas que se tratan de establecer perdió el control del rodado y los tres cayeron pesadamente a la cinta asfáltica.
A raíz del siniestro, los motociclistas sufrieron lesiones que demandaron asistencia por parte de profesionales médicos del hospital de San José de Piedra Blanca. 
En el siniestro intervinieron efectivos de la comisaría departamental de Fray Mamerto Esquiú y sumariantes de la Unidad Judicial Nº 11, para labrar las actuaciones de rigor bajo las directivas de la fiscalía en turno.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
94%
Bronca
5%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

27/11/2017 | 20:25
#1
Y bueno, la chiquita está herida por culpa de los padres, si iba en el asiento trasero con el cinturón puesto es probable que no se hubiera lastimado. Los elementos de seguridad de un auto están para que en caso de un choque (no importa quien tenga la culpa) protejan a sus ocupantes. Después se verá que pasó con el accidente en si y quién tuvo la culpa, pero no sirve llorar sobre la leche derramada.

Otras Noticias