Se hacían pasar por el ministro de Educación Daniel Gutierrez

Un docente y un comercio estafados con elaborado cuento del tío telefónico

En el intento de conseguir un trabajo, el docente perdió dinero y terminó denunciado.
martes, 18 de diciembre de 2018 01:40
martes, 18 de diciembre de 2018 01:40

Un docente denunció haber sido víctima el último viernes de una estafa telefónica en la que se vio obligado a involucrar a un comercio céntrico, que ahora le reclama que pague el dinero que perdió. En total, los estafadores se alzaron con $13.000 en recargas telefónicas.

El Esquiú.com dialogó con el damnificado, Jonathan Conde, quien relató el complejo engaño en el que se vio inmerso y que, en definitiva, le costó la suma de $3300, además de recibir “aprietes” por parte del comercio que, al igual que él, fue víctima del “cuento del tío”.

Conde indicó que se comunicaron telefónicamente con él para ofrecerle un puesto de trabajo. Quien estaba al otro lado de la línea le aseguró que era Daniel Gutierrez, el ministro de Educación.

“Me llamó al mediodía y me habló muy detalladamente sobre un proyecto en el que yo podría trabajar y me convocó a una reunión en Casa de Gobierno, diciéndome que al llegar, lo llame. Hice lo que me dijo y cuando estuve allí, me pidió que antes le haga un favor, que me acerque al ‘Querubín’ -maxikiosco ubicado en Sarmiento casi República-. En ese momento me preguntó si tenía dinero y yo le respondí que no, pero me dijo que no importaba, que le pase el teléfono a cualquiera de los empleados del kiosco. Yo entré, le di el celular a una de las chicas que trabaja allí y ella, como si fuera lo más natural del mundo, se puso a hacer recargas. Se terminó el turno de la chica y otro empleado tomó el teléfono y continuó. En un momento él me preguntó si yo iba a pagar y cuando yo le dije que no, le preguntó al que estaba en el teléfono y continuó haciendo las recargas. A todo esto, si yo tenía alguna duda, ahí se me fue, porque parecía que lo que estaba pasando era algo habitual y que ellos conocían a quien hablaba, incluso hacían bromas” con el interlocutor.

El joven estafado relató que tras esto, el falso ministro le pidió que se dirija a otro comercio, donde allí sí, poniendo dinero de su bolsillo, le cargue la suma de $3.300 en PIN (códigos para hacer recargas telefónicas).

“Le pasé los códigos como me pidió, pero a todo esto, me decía que tenía que asistir a un acto político, a donde tenía que llevar a otros docentes. Yo hice venir a unas compañeras mías porque supuestamente una combi nos iba a buscar en Maipú y Prado para llevarnos a la Escuela Gobernador José Cubas”, relató.

Conde dijo que en todo momento esta persona fue muy detallista y se dirigía a él con propiedad, haciéndole pensar que era quien decía ser.

“Conmigo dieron en la tecla, que es la necesidad de un trabajo, ya que había publicado un anuncio ofreciéndome para preparar alumnos. Me hablaba de un proyecto educativo para Centros Vecinales con muchos detalles”, recordó.

Lamentablemente, pasadas las horas, el docente se dio con que todo había sido una mentira.

 

Denuncias 

El joven relató que los empleados del Querubín lo ubicaron para reclamarle que pague las recargas, suma que ascendía a los $10.000, y  él simplemente explicó que lo único que hizo fue darles el teléfono y ellos cayeron en la misma trampa que él.

Los trabajadores del comercio, sin embargo, denunciaron a Conde por la estafa y lo intimaron reiteradamente para que pague, aseguró el joven. “Yo siempre fui de frente, les dije adonde vivo y trabajo y que yo también fui víctima del engaño, pero me ‘apretaron’ pidiéndome bienes materiales equivalentes al valor de la estafa y sentí temor por mi integridad física, por lo que también dejé sentado eso en la denuncia”, explicó.

Cabe destacar que posteriormente Conde se comunicó con el verdadero ministro de Educación, quien le dio a conocer que la forma en que él se maneja para contactar a gente por trabajo no es la misma con la que se dirigieron a él. Se advierte a la sociedad que si reciben un llamado de esta naturaleza, corten y efectúen la denuncia.

9%
Satisfacción
2%
Esperanza
74%
Bronca
6%
Tristeza
4%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios

19/12/2018 | 08:12
#8
esto es claro que lo llamaron desde la carcel... es negocio comun de un preso.
18/12/2018 | 13:52
#7
Jajjajaja que tiene que ver qué sea del interior, estás diciendo que las personas del interior están asociadas a la delincuencia? Cállese viejo lesbiano. Le puede pasar a cualquiera ante la necesidad de trabajo
18/12/2018 | 11:58
#6
Tengo entendido que el docente estafado es del interior...¿habrá tenido que ver para que caiga tan fácil?
18/12/2018 | 09:59
#5
Perdón pero, los ministros no se comunican directamente. Además, no Podés permitir que te saquen plata para conseguir trabajo.
18/12/2018 | 08:08
#4
Visto de lejos, es fácil creerse vivo y pensar que algo así nunca podría sucederle a uno. Pero los estafadores son tremendos artistas y elaboran bien sus cuentos. Hay que preguntarse cómo pueden los empleados cargar semejantes sumas x via telefónica sin cerciorarse antes del pago, porque suena muy sospechoso. Estas estafas existen aún xq las empresas que hacen estas cargas lo permiten, debería poder cancelarse la carga. No se puede confiar en nadie hoy en día
18/12/2018 | 08:03
#3
Pobre profesor, cono no se va a dar cuenta si supuestamente esta hablando con un verdadero estafador como el ministro Daniel Gutierrez, o acaso no recuerdan la manera que estafaron a los catamarqueños con las HORAS INSTITUCIONALES, qué se beneficiaron los integrantes de su gabinete. Y el que era su brazo ejecutor Aldo Creche sigue estafando ahora con los fondos nacionales.
18/12/2018 | 06:50
#2
Cuando ocurren este tipo de situaciones a gente que se supone posee alguna cualidad o desarrollo intelectual, uno advierte que es una de las razones por las que, en esta provincia, vivimos como vivimos, y votamos como votamos para elegir a quienes nos gobiernan.
18/12/2018 | 06:42
#1
El docente, un pobre incauto que por necesidad, cree hasta en Papá Noel. Pero los del quiosco... parecen (según los dichos del docente), mas cómplices que estafados. Ojalá se devele el misterio. El problema es que las penas para estos casos es tan mínima que impide el escarmiento de los delincuentes...

Otras Noticias