Alarma en la Justicia federal

Juez federal Miguel Contreras: “Tenemos una superpoblación de detenidos por narcotráfico”

El funcionario judicial explicó que existe alrededor de medio centenar de detenidos procesados.
domingo, 02 de diciembre de 2018 06:00
domingo, 02 de diciembre de 2018 06:00

El juez federal Miguel Ángel Contreras, en diálogo con El Esquiú.com se refirió a la situación actual de la Justicia en materia de lucha contra el flagelo de las drogas: “Tenemos una superpoblación de detenidos por narcotráfico”. 
El magistrado explicó que actualmente hay alrededor de 50 personas procesadas, de las cuales “tenemos un promedio de 5 o 6 personas en cada una de las dependencias (comisarías)”. 
En este sentido, el funcionario judicial manifestó su preocupación, ya que no se trata de lugares de detención permanente, “sin embargo, todos los días detenemos gente relacionada con este flagelo”. 

Depósitos saturados
Otro de los inconvenientes de la Justicia federal se ve reflejado en la cantidad de secuestro de vehículos a los supuestos narcos, “tenemos otros problemas con la cantidad de vehículos nuevos, ya que la Corte de Justicia sacó una acordada, en la cual debemos informar sobre el parque automotor para que tomen una decisión respecto del destino, últimamente, los estoy colocando como depositarios judiciales con una tenencia provisoria a las fuerzas de seguridad, hasta que se adopten medidas al respecto, para evitar su deterioro, ya que los depósitos están colmados”, remarcó Contreras. 

Tribunal desintegrado
En relación con el reciente malestar por parte de la opinión pública, respecto de los detenidos por narcotráfico que fueron beneficiados con la prisión domiciliaria, el juez sostuvo que “hay que conocer cómo funciona el procedimiento, no se trata que si no están en la cárcel, lo hacen en forma definitiva, ya que todavía el detenido tiene que afrontar la parte más difícil del proceso, que se lleva a cabo en el juicio oral en su contra, donde tiene que demostrar su inocencia y allí puede perder el beneficio de la detención preventiva o no”.
En cuanto al tiempo que genera la primera etapa del proceso hasta que el detenido llega a juicio, el magistrado mencionó: “Por ejemplo, las defensas realizan planteos y las causas se las envía a Tucumán, pero aquí se demoran varios meses ya que el tribunal está desintegrado y lo estuvo desde hace algún tiempo, entonces los detenidos pueden esperar meses hasta una resolución, que incluso puede ser favorable a ellos”. 
Y añadió: “Nosotros mientras tengamos las garantías necesarias, podemos darle el beneficio de la prisión domiciliaria, de todas formas son todas razones que hay que analizarlas en su conjunto”, expresó el juez federal.
“Es decir, en principio es así, si una persona no está condenada y se dan determinados presupuestos procesales (por ejemplo la investigación concluida), la persona tiene que estar en libertad sí o sí”, remarcó “ya que si la persona continúa detenida más de la cuenta (exceso de los plazos de detención) tenemos que informar al Consejo de la Magistratura, eso está muy encuadrado y es de la misma forma aquí y en otras provincias”.
Por último, el magistrado se refirió a que en muchas ocasiones “tenemos que tomar medidas, que aunque no nos gustan, lo tenemos que hacer. Si esa persona me puede traer inconvenientes en la investigación misma o de otros casos, entonces el criterio es otro. (Es decir, si una persona puede influir y alterar la prueba mientras está la investigación en marcha)”.

Prisión domiciliaria
Uno de los ejemplos fue el del abogado Rivera, detenido con cocaína en la ruta Nº 38 que obtuvo el beneficio de prisión domiciliaria, al respecto, Contreras explicó: “Se acabó el proceso (la investigación concluyó), no puede alterar la prueba, además tiene arraigo, tiene un lugar de residencia fija, no tiene medios ni forma para huir de la provincia o del país, esa persona tiene que quedar en libertad”.
En otro término, Walter Buteler, según informó “el chico presentaba una patología grave respecto de su adicción a las drogas, no lo digo yo, lo dicen los médicos que lo examinaron, estaba detenido en la comisaría Octava, donde claramente no es un lugar que pueda tratar su dolencia, lo que no significa que sea extensible a otras situaciones, aunque parezcan similares”, sostuvo. 
Finalmente, Contreras concluyó que “cuando la investigación está asegurada, en virtud de dicha superpoblación, se comienza a evaluar una posible excarcelación hasta tanto se defina en forma definitiva la situación procesal del encausado en el juicio oral”.
 

0%
Satisfacción
18%
Esperanza
54%
Bronca
0%
Tristeza
27%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

02/12/2018 | 08:27
#1
Habrá que construir mas cárceles, pero dejarlos libres...nunca

Otras Noticias