Contra el Ministerio Público en Rosario

Un nuevo ataque a balazos vinculado con la peligrosa banda de “Los Monos”

viernes, 21 de diciembre de 2018 00:00
viernes, 21 de diciembre de 2018 00:00

Un nuevo ataque a inmuebles cercanos al edificio del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se produjo en la madrugada de ayer en la ciudad santafesina de Rosario, y las autoridades de Seguridad nacionales y provinciales lo atribuyeron a grupos mafiosos, informaron fuentes judiciales.
Fue el cuatro ataque con características similares ocurrido en los últimos diez días sobre edificios municipales y judiciales, los cuales fueron adjudicados a la narcobanda “Los Monos”, cuyos jefes fueron condenados a altas penas en distintos juicios orales.
El nuevo ataque al edificio de las fiscalías se registró cuando dos personas que se movían en motocicleta tiraron al menos siete disparos con una pistola calibre 9 milímetros que impactaron en inmuebles linderos, tras lo cual huyeron.
El mismo edificio del MPA santafesino había sido baleado el 14 de agosto pasado en una modalidad similar y este nuevo atentado se registró un día después de un ataque al edificio del Concejo Municipal de Rosario y a diez días de los tiroteos al Palacio de Tribunales local y el Centro de Justicia Penal.
Tanto los ataques están relacionados con la intervención estatal en “negocios” de los que participan “Los Monos”, cuyos principales líderes están presos con condena.
Los pesquisas asocian los tiroteos a la reciente sanción de una ordenanza en el Concejo rosarino que llevó de 1.500 a 20.000 pesos las multas para los propietarios de remises truchos, que también endurece las sanciones para los choferes.
“Es por los remises truchos de la zona del casino, donde operan Los Monos”, dijo una fuente con acceso a la investigación de los ataques armados. 
También dijo que existe una línea de investigación sobre presuntas licencias de taxi que opera la banda narco desarticulada. 
En la misma línea, el informante sostuvo que “cuando les clausuramos el boliche, a las 24 horas hubo dos balaceras”.
Se refería a la clausura del boliche bailable “Fire”, ubicado en bulevar Oroño y Uriburu, área de operación de la banda liderada por la familia Cantero.
Un día después amanecieron baleados el palacio de Tribunales y el Centro de Justicia Penal de Rosario.
El jefe de la banda, Ariel Máximo “Guille” Cantero, fue imputado en octubre pasado como autor intelectual de siete balaceras a edificios judiciales y domicilios particulares de jueces que participaron del proceso que encarceló a la cúpula de “Los Monos”.
De acuerdo a la acusación, Cantero ideó y pagó por esos ataques desde la cárcel donde cumple una condena a 22 años por homicidio y asociación ilícita, a la que se le sumó la reciente sentencia a 15 años por tráfico de estupefacientes.
El fiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal, dijo en rueda de prensa que “tuvimos una línea que ya se conoce (la de “Los Monos”) y que se formalizó en las imputaciones de octubre, no podemos descartarla, pero tampoco otras que estamos investigando y explorando”. 
Por su parte, el fiscal de la Unidad de Gravedad Institucional –creada a partir de las primeras balaceras a edificios judiciales-, Matías Edery, informó que “pedimos los diarios de sesiones del Concejo para ver qué temas se trataron y seguir posibles pistas”.
Su par Miguel Moreno añadió sobre los atentados de estos días que no se descarta “que tengan vinculación con hechos anteriores, pero se están explorando nuevas líneas de investigación que se mantienen en reserva para no entorpecerlas”.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias