En el parque 9 de Julio de Tucumán

Insólito robo de una estatua de 2.500 kilos

Las autoridades creen que se utilizó una grúa. Se pagan fortunas por estas obras en el mercado negro.

La escultura “Meditación” desapareció de su pedestal en el parque 9 de Julio, de la capital tucumana. 
La estatua, que se encontraba en el sector sur del paseo público, en la zona cercana al lago, fue sacada sin que nadie lo advirtiera, pese a que en el parque hay un destacamento policial y a que cerca de allí se encuentran los galpones de la Dirección de Parques y Jardines.
La escultura fue traída de Europa por Juan  B. Terán en 1926 y emplazada en el parque entre 1927 y 1928. 
El entonces rector de la Universidad Nacional de Tucumán había viajado para comprar calcos de estatuas clásicas. 
En la “Fonderie d’Art du Val d’Osne”, en París, compró las réplicas de hierro fundido y en mármol. Una veintena fueron robadas del parque en las décadas transcurridas desde su instalación.
En el caso de “Meditación”, una fuente policial dijo que se advirtió el faltante y se avisó a la Municipalidad. 
Pero, como no hubo denuncia, en la seccional 11a no dieron aviso a la fiscala Adriana Giannoni. Esta citó al jefe de la seccional para que explique por qué no avisaron del robo. 
Según informa el matutino La Gaceta, unas dos toneladas y media pesa la escultura “Meditación” que fue robada del famoso parque.
Carlos Arnedo, el secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad tucumana, detalló que  “tendrían que haberla robado con una grúa. 2.500 kilos no los levanta nadie”.
El funcionario municipal contó que desde Espacios Verdes le notificaron que había desaparecido la escultura de mármol y hierro. 
Por tal motivo, afirmó que intentaron hacer la denuncia en la comisaría 11, ubicada en la esquina de Silvano Bores y avenida Benjamín Aráoz, pero que les informaron que estaban sin luz. Eso demoró los trámites para que pudieran informar el robo a la Policía.
“Nadie se presentó como testigo; es un daño irreparable. Hasta el momento no tenemos novedades de nada. No es algo pequeño para esconder”, agregó Arnedo.
El secretario de Servicios Públicos dijo que solicitaron las imágenes de una cámara del parque que pertenece al Ministerio de Seguridad. 
“Estamos a la espera de que esto se cristalice en un hecho real. Esto no había ocurrido jamás. Es de un valor elevado, ya que es una escultura histórica. De no recuperarlo, tendrán que ver de hacer gestiones para hacer una escultura similar”, dijo.
Afirmó, además, que en el parque 9 de Julio hay unas 40 esculturas y que muchas de ellas han sido vandalizadas, principalmente en las extremidades superiores y en los rostros.
“La rêverie” es una imagen de aproximadamente 1,20 metro, cuyo estilo se describe como de “una vertiente más bien romántica y no copia de una obra clásica”.
Está representada por una mujer que apoya su rostro pensativo sobre su mano izquierda, lleva el cabello recogido, el torso desnudo y su cadera y piernas están cubiertas con un paño plegado. 
Se apuntó que debería haber tenido un anclaje que haga difícil su extracción y “un anillado externo para que no pueda entrar la gente, así como una buena señalización”.
El destino de la estatua es incierto. En el mercado clandestino se pagan cifras muy altas en dólares por este tipo de réplicas. 
Por ejemplo, por una copia de ‘Venus y Cupido’ en un anticuario de San Telmo pedían 100.000 dólares.

18%
Satisfacción
0%
Esperanza
54%
Bronca
9%
Tristeza
0%
Incertidumbre
18%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias