Consideraron que la mujer actuó sometida por su marido

Condenada a perpetua resultó absuelta por la Corte de Justicia

Fue declarada inocente teniendo en cuenta su historial de violencia de género.
jueves, 16 de agosto de 2018 00:00
jueves, 16 de agosto de 2018 00:00

Yéssica Paola Ferreyra (31), que fue condenada en octubre pasado a prisión perpetua como coautora de homicidio junto a su marido, fue absuelta por una decisión de la Corte de Justicia de la provincia, que hizo lugar a una casación presentada por su defensa.

La titular de la defensoría pública Nº5 Mariana Vera, representante de Ferreyra, señaló en diálogo con El Esquiú.com que el tribunal de la Corte determinó la absolución de su defendida por cuatro votos a uno en disidencia.

Este fallo le da la derecha a lo expuesto en el recurso de casación presentado por Vera, que hacía hincapié en que la mujer actuó coaccionada por parte de su pareja, siendo él quien premeditó el lamentable hecho de sangre que acabó con la vida de Jorge Herrera, de 44 años. 

En esta presentación, la defensora oficial de Ferreyra consideró que en el fallo condenatorio hubo inobservancia y errónea aplicación de las reglas de la sana crítica en la apreciación de las pruebas que se volcaron en el juicio, llevado a cabo en la Cámara penal Nº3.

Es que los jueces Patricia Olmi, Marcelo Soria y Jorge Palacios, quienes decidieron su condena, consideraron que  la joven, al momento del crimen, gozaba en plenitud de sus facultades mentales y estaba capacitada para comprender la criminalidad de sus actos, sin tener en cuenta la violencia de género a la que la mujer fue sometida durante años por parte de su pareja ni el estado de sometimiento en que se encontraba cuando obedeció las órdenes que le dio su pareja para cometer el crimen.

De esta forma, el recurso de Vera ataca a la decisión judicial, indicando que fue resultado de “la impresión, prejuicios y juicios de valor sobre actos que no tienen que ver con lo discutido y no consecuencia de la consideración racional de las pruebas”.

 

Crimen y juicio

El 21 de julio de 2016, alrededor de las 2.00 de la madrugada, Ferreyra arribó al hotel alojamiento Oasis, ubicado sobre la ruta Nº1, y a los minutos se hizo presente en el lugar Ángel Ariel Leguizamón, quien ultimó a puñaladas a Herrera, un hombre que hacía un tiempo había mantenido una relación sentimental con la joven.

Según se pudo conocer en el transcurso del debate, realizado en 2017, la joven había iniciado un romance con el empleado municipal ahora fallecido en uno de sus intentos de huir de la violenta relación de pareja que mantenía con su esposo.

Presuntamente, la mujer dejó de verse con Herrera y regresó con su marido, al que le tenía un gran temor ya que regularmente le propinaba golpes y la humillaba, incluso, en su lugar de trabajo.

Leguizamón se habría enterado de la relación con el municipal y habría comenzado a pergeñar un plan para vengarse, por lo que habría forzado a Ferreyra a que lo cite en la noche de los hechos que le costaron la vida.

En el debate también trascendió que las pruebas físicas no comprometían a la joven como agresora, hecho que también fue considerado por la Corte para determinar su absolución.

49%
Satisfacción
5%
Esperanza
34%
Bronca
4%
Tristeza
2%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias