Opinión del juez Morabito sobre las razias que está realizando la Policía en distintos puntos de la Capital

¡La libertad ante todo!

lunes, 11 de febrero de 2019 00:00
lunes, 11 de febrero de 2019 00:00

Por Rodrigo Morabito (*)

La ley 5.429 (promulgada por el Decreto 279 del 25 de marzo de 2015 y publicada por el Boletín Oficial del 10 de abril de 2015) que regula el Sistema de Seguridad Pública de la Provincia de Catamarca, establece en sus preceptos normativos, bastantes fundamentos sólidos que consagran como principio fundamental el respeto por la libertad personal de los ciudadanos catamarqueños.
En primer término, el art. 2 establece que la seguridad pública involucra al conjunto de acciones que “tienen por objeto salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como PRESERVAR LA LIBERTAD, el orden y la paz pública, implementando políticas públicas tendientes a asegurar la convivencia y fortalecer la cohesión social, dentro del estado de derecho, POSIBILITANDO EL GOCE Y PLENO EJERCICIO, POR PARTE DE LAS PERSONAS, DE LAS LIBERTADES, DERECHOS Y GARANTÍAS CONSTITUCIONALMENTE CONSAGRADOS”. 
Por su parte, también el art. 4 menciona que se debe PRESERVAR LA LIBERTAD.
No obstante ello, en mi opinión, la cuestión central de la temática aquí abordada se desenvuelve en forma clara a partir del art. 32 que dispone lo siguiente: “La Policía de la Provincia de Catamarca, ejerce sus funciones en todo el territorio provincial, con excepción de los casos de jurisdicción federal o militar: a) En virtud de orden emanada de autoridad competente; b) En ausencia, impedimento o insuficiencia de personal competente; c) En caso de flagrancia. En estos supuestos, informará inmediatamente a la autoridad competente y pondrá a su disposición las personas privadas de libertad, los objetos e instrumentos del hecho y las actuaciones labradas al respecto”.
Evidentemente, la norma indica de un modo categórico que solo en dos supuestos el personal policial se encuentra amparado y, en consecuencia, actúa legítimamente para privar de libertad a cualquier ciudadano catamarqueño; esto es, en los supuestos en los que la autoridad competente (autoridad judicial) se lo haya requerido o por flagrancia (al momento en que la persona se encuentra cometiendo al delito o inmediatamente después), por fuera de estos supuestos, CUALQUIER PRIVACIÓN DE LIBERTAD SE TORNA DE CARÁCTER ARBITRARIO.
No obstante ello, como también podrá ser de advertencia, en tales supuestos de privación de libertad, el personal policial actuante deberá informar inmediatamente a la autoridad judicial competente y poner a la persona privada de libertad a su disposición, como así también, todos los efectos del delito (Art. 7.5 de la CADH incorporada al Art. 75 inc. 22 CN).
Por otra parte, durante el desempeño de sus funciones, el personal policial de la Policía de la Provincia de Catamarca deberá adecuar su conducta “en el principio de gradualidad, privilegiando las tareas y el proceder preventivo y conjurativo antes que el uso efectivo de la fuerza, procurando siempre y ante todo, PRESERVAR LA VIDA Y LA LIBERTAD DE LAS PERSONAS” (art. 36 inc. “c”) y en “el principio de proporcionalidad, escogiendo los medios y las modalidades de acción adecuadas a la situación objetiva de riesgo o peligro existente y EVITANDO TODO TIPO DE ACTUACIÓN POLICIAL QUE RESULTE ABUSIVA, ARBITRARIA O DISCRIMINATORIA y que entrañe violencia física o moral contra las personas” (art. 36 inc. “d”). 
En igual sentido, en función del cumplimiento de los principios básicos de actuación, el personal policial de la Policía de la Provincia de Catamarca deberá “ACTUAR TENIENDO EN MIRAS EL PLENO E IRRESTRICTO RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS, en especial el derecho a la vida, A LA LIBERTAD, a la integridad y dignidad de las personas, sin que ningún tipo de emergencia u orden de un superior pueda justificar el sometimiento a torturas u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes” (art. 37 inc b).
Igualmente, no regirá deber de obediencia para el personal policial cuando “la orden de servicio sea manifiestamente ilegítima y/o ilegal” (art. 39 inc a) o cuando “la ejecución de una orden de servicio configure o pueda configurar delito”.
Hoy en día, una de las modalidades más utilizadas por el personal de las fuerzas para privar de libertad a las personas, son los ya conocidos procedimientos de control vehicular e identificación de personas quienes (en ocasiones) al no contar con la documentación que acredite su identidad (DNI) son arrestadas para averiguar sus antecedentes y medios de vida (art. 8 inc b. Decreto - ley Provincial Nº 4663/91), como también, criterios tales como “merodeo”, “actitud sospechosa”, “olfato policial”, etc., todas estas circunstancias que habilitan en forma discrecional, arbitraria y autoritaria la privación de libertad de las personas. 
Deseo poner énfasis en una aclaración.
Primero, en sus funciones de prevención, la policía puede realizar operativos de control e identificación de personas y solicitar los informes a la base de datos que fuera pertinente para verificar si tal o cual ciudadano o ciudadana tiene algún requerimiento de la justicia, si el resultado de esa averiguación es positivo deberá proceder a la detención y ponerla a la persona en forma inmediata a disposición de la justicia, caso contrario, esto es que el resultado de la averiguación fuere negativo en el sentido de falta de requerimiento de la autoridad judicial, deberá PRESERVAR LA LIBERTAD de la persona como se lo exige la ley y no privarla de libertad al no contar con la documentación que acredite su identidad.
Esto sería PREVENCIÓN, caso contrario, las detenciones o arrestos por estas circunstancias son ARBITRARIOS.
En esta exégesis, la ley establece una cuestión que debe ser interpretada de forma detenida.
Afirma la norma que “el personal de la Policía de la Provincia de Catamarca no está facultado para privar de su libertad a las personas, salvo que durante el desempeño de actividades preventivas o conjurativas, se deba proceder a la aprehensión de aquella persona que fuera sorprendida en la comisión de un delito o contravención; o existieren indicios y hechos fehacientes que razonablemente pudieran vincularse con la comisión de algún eventual delito o contravención en su ámbito de actuación, en cuyo caso se respetará el protocolo de actuación policial para estos casos” (art. 43).
Según la norma, el personal de las fuerzas no está facultado a privar de la libertad en cualquier circunstancia sino solo (por obviedad) en los casos en los que la persona se encuentra cometiendo una contravención o un delito, lo que se conoce como supuestos de flagrancia o cuasi flagrancia, esto es, cuando existan indicios o hechos fehacientes vinculados con el delito.
Ahora bien, debo manifestar que la norma utiliza el término FEHACIENTE cuyo significado no puede ser otro que INDUDABLE, EVIDENTE, lo cual es un derivado (y no puede ser otro) de la FLAGRANCIA o CUASI FLAGRANCIA que se encuentra definida en el art. 288 del Código Procesal Penal Provincial de la siguiente manera “se considera que existe flagrancia o cuasi-flagrancia, cuando el supuesto autor del hecho es aprehendido en el momento de cometerlo, o inmediatamente después de la consumación, mientras es perseguido por la autoridad o el clamor público, o cuando mediando un intervalo breve de tiempo, es habido mientras tiene objetos o presenta rastros que hagan presumir vehementemente que acaba de participar del hecho criminal investigado”.
Y digo que la interpretación no puede ser otra, debido a que el propio art. 44 de la ley de seguridad confirma a la flagrancia u orden de autoridad competente como los dos únicos supuestos permitidos y legales de privación de libertad de las personas cuando reza de un modo palmario lo siguiente “la privación de la libertad efectuada por el personal de la Policía de la Provincia de Catamarca, en cumplimiento de funciones como auxiliar de la justicia, ANTE CASOS DE FLAGRANCIA, O POR DISPOSICIONES EXPRESAS DE AUTORIDADES COMPETENTES, DEBERÁ SER NOTIFICADA EN FORMA INMEDIATA A LA AUTORIDAD JUDICIAL COMPETENTE, Y CONSECUENTEMENTE, LAS PERSONAS DETENIDAS SER PUESTAS A DISPOSICIÓN DE DICHA AUTORIDAD, A LOS EFECTOS LEGALES PERTINENTES”.
Ante una norma tan categórica ¿cómo es posible que las personas sigan siendo detenidas por AVERIGUACIÓN DE ACTIVIDADES? 
No existe otra respuesta a que nos encontramos ante un claro supuesto de detención DISCRECIONAL en razón a que no es ordenada por ninguna AUTORIDAD COMPETENTE (insisto, la JUDICIAL), la persona NO es puesta a disposición de esa AUTORIDAD para que controle la detención, por último, no hay FLAGRANCIA o CUASI FLAGRANCIA en estos casos.
 Si bien es cierto que la ley en análisis prevé en el artículo 181 que “El Decreto-Ley N° 4663/91 -Ley Orgánica de la Policía de Catamarca- Decreto Ley 2444/72 del Personal Policial y demás normas modificatorias, complementarias y reglamentarias, mantendrán su vigencia transitoriamente, en todo lo que no se opongan a la presente ley, hasta el momento en que se dicte la reglamentación respectiva y el personal policial en actividad sea incluido en el nuevo agrupamiento”; lo cierto es que en esta materia (detenciones arbitrarias), tal como lo he manifestado anteriormente, el inciso “b” del art. 8 del Decreto-Ley Provincial Nº 4663/91 se opone claramente a las disposiciones de la ley de Seguridad Democrática, como también, los arrestos llevados a cabo en estos operativos denominados de “saturación” o mega-operativos de “control vehicular e identificación de personas” que no dejan de ser otra cosa que una forma de vulnerar derechos y garantías de los ciudadanos que al ser detenidos luego recuperan su libertad sin haber cometido delito alguno, ergo el hecho de no contar con DNI no es contravención y menos aún delito.


(*) Juez de Menores de 
Catamarca. Integrante de APP.
 

34%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
2%
Tristeza
0%
Incertidumbre
13%
Indiferencia

Comentarios

12/02/2019 | 09:05
#9
Excelente análisis del Juez. Y muy puntual en estos tiempos en que la comunidad se ha convertido en una socidad de vigilantes y delatores, donde atrás de la gorra de cada pibe ve un potencial delincuente. Y la policía se empeña en hacer cada vez mejores números, y cada semana detiene a más personas tan solo por el olfato policial que enseguida detecta la actitud sospechosa de un ciudadano. Números que tan solo sirven para engrosar una estadística mentirosa que mostrará el eficaz accionar contra el delito, lo que les posibilitará obtener más presupuesto y gastar más.
11/02/2019 | 12:50
#8
Respetar la ley por eso fue creada..dice el opinante 1. Pero el problema es que no todas las leyes son justas. Tengamos en cuenta que tampoco todos los legisladores son honestos. Muchos hasta llegan a ser delincuentes de guantes blancos...Entonces cómo pretendemos que sus leyes sean para defender a los ciudadanos honrados?????
11/02/2019 | 12:36
#7
Señor Juez esta ocupando su tiempo en cosas que no pueden ser cambiadas por ser políticas de estado. El Secretario de Seguridad conoce perfectamente la ley, la idea de mano dura para contrarrestar el delito, cree que es mas fácil para contenerlo, a sabiendas que están apaleando a lo que ellos llaman pueblo y que dicen trabajar por ellos, la gente sencilla portadora de cara y ropa, vrg, el arresto de un chofer de un alto funcionario de Vialidad Nacional, bajito y morocho que se había bajado de la camioneta y le habrían pateado el tuje. El desconocimiento de la ley genera reacciones asnarias, críticas que debe dejar pasar por alto.
11/02/2019 | 11:06
#6
El Sr. Juez siempre del lado de los delincuentes, sera q no le gustaba q lo lleven preso en su juventud,ahora los amigos del boxeo seguro le piden q salga a criticar el trabajo de la Policia
11/02/2019 | 09:19
#5
Este es un Juez garantista, lamentablemente no está del lado de la gente honesta y trabajadora, esta del lado de la delincuencia juvenil que delinque.
11/02/2019 | 08:42
#4
Pague impuesto las ganancias Dr. Y después aprendemos todo lo de derecho q expone. Yo también estoy de acuerdo q me paren y me controlen, los q andamos por derecha no nos oponemos pero se debe interpretar bien libertad y no libertinaje y viva la joda. Veo q muchos hechos se descubren gracias a estos operativos, así q interprete el derecho para los laburantes y no para vagos y delincuentes reincidentes
11/02/2019 | 07:45
#3
He aqui el pensamiento de quien lo que menos le interesa es la libertad de las personas honestas y trabajadores que siempre portamos el DNI y no andamos merodeando por alli viendo de que podemos adueñarno. Desgraciadamente somos los mas vulnerables, pero eso a algunos jueces no les interesa.
11/02/2019 | 07:09
#2
Si el resguardo y seguridad de las personas tiene tantas trabas por parte de quienes tienen el deber de aplicar las leyes, pues que se modifique la Constitución y esas mismas leyes. No tengo ningún problema en que me paren para identificarme. La lógica y el sentido común, indican que quienes se molestan son los que tienen algo que ocultar, ¡pero claro! los jueces no tienen ninguno de estos dos atributos...
11/02/2019 | 02:12
#1
Respetar la ley por eso fue creada..

Otras Noticias