Siguen detenidas madre e hija que asesinaron a hombre de 185 puñaladas

miércoles, 20 de marzo de 2019 00:10
miércoles, 20 de marzo de 2019 00:10

Una fiscal de Malvinas Argentinas apeló la excarcelación extraordinaria otorgada por un juez a la madre e hija que mataron de 185 puñaladas a su esposo y padre, respectivamente, en la localidad bonaerense José C. Paz, por lo que seguirán detenidas hasta que la resolución quede firme, informaron fuentes judiciales.


La medida fue apelada por la fiscal Silvia González Bazzani y notificada hoy al defensor oficial de ambas mujeres, Javier Chirinos, quien solicitará una audiencia pública ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Martín para definir si se hace lugar o no a la excarcelación, adelantaron los voceros. 


El 15 de este mes, el juez de Garantías ordenó la excarcelación extraordinaria de Paola Elvira Córdoba (38) y de su hija, Paula Milagros Naiaretti (18), detenidas por el homicidio de Alberto Elvio Naretti (46), pero antes de otorgar el beneficio resolvió notificar a la fiscal, quien finalmente rechazó la medida.


Las excarcelaciones de madre e hija habían sido requeridas por el defensor, quien consideró que las mujeres cometieron el ataque contra Naiaretti en una “situación de violencia de género histórica”.


“Consideramos que este hecho se realizó en una situación de violencia de género histórica, esta violencia era económica, física, tortura y prostitución”, explicó.


Chirinos dijo que Naiaretti realizaba amenazas de muerte a Paola y a sus hijos  y ella “hizo innumerables requerimientos, no sólo a la Justicia sino a otro tipo de organismos y a lugares con abogados de asistencia gratuita, y nadie le dio respuesta”, señaló.


Naiaretti fue hallado asesinado el 9 de marzo último en su casa de José C. Paz. Las dos confesaron el crimen ante la fiscal. “Yo maté a mi marido porque sabía que él me iba a matar”, declaró la esposa, quien explicó que aquella noche la discusión comenzó porque el hombre la llevaba a prostituirse a la ruta 8 y ella le dijo que no quería hacerlo más.


Milagros también confesó una participación en el crimen cuando vio que la vida de su mamá corría riesgo.
“Yo agarré uno de los cuchillos que estaba en el piso y lo clavé a mi papá, no sé si una o dos veces y después lo solté de nuevo. Mi mamá siguió, ella lo seguía apuñalando”, relató.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
100%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias