Así lo confirmó el juez de Control de Garantías de Andalgalá

Los dos sospechosos de matar a Saracho continuarán detenidos

Kevin Salvatierra y Cristian Moreno, los principales sospechosos, seguirán privados de su libertad.
jueves, 16 de mayo de 2019 00:05

Kevin Alexander “Kelo” Salvatierra y Cristian Raúl “Muñeca” Moreno continuarán privados de su libertad, así lo confirmó el juez de Control de Garantías Rodolfo Cecenarro, tras la audiencia llevaba a cabo en la jornada de ayer.
Cabe destacar que ambos están acusados de los delitos de “robo” y “homicidio en ocasión de robo” para el autor confeso, y “encubrimiento agravado” para el otro sujeto por la muerte de Humberto Saracho (68), quien fue encontrado sin vida el 2 de mayo. 


Fuentes judiciales confiaron que Salvatierra se habría hecho cargo del homicidio, el cual tuvo lugar, según los dichos del mismo imputado, el 22 de abril, cuando ultimó a Saracho, quien estaba en su casa ubicada en Julumao (Andalgalá), al momento que habría ingresado a robar.


Allí, el acusado habría sido sorprendido por la víctima, quien intentó defenderse presuntamente con un arma de fuego, aunque el malhechor lo habría golpeado con una masa, la cual fue secuestrada por la Policía. 


 Según el informe de la autopsia, Saracho tenía fracturas múltiples con hundimiento de cráneo, lo que le provocó la muerte.
Por otro lado, Moreno lleva dicha imputación ya que en su casa se secuestró elementos que pertenecían a Saracho.
Otro detalle que trascendió de las declaraciones de los imputados es que, según Salvatierra, Moreno sería su padre, pero cuando este último fue consultado al respecto, esto fue negado ante las autoridades. 

El hecho

El cuerpo de Humberto Saracho fue hallado el jueves 2 de mayo por un vecino, quien dio aviso a las autoridades policiales. 
Según fuentes ligadas a la investigación, el cuerpo tenía al menos 10 días de fallecido y se encontraba en estado de putrefacción. 


De todas formas, las pesquisas concluyeron en que la causa de muerte habría sido un fuerte golpe en su cabeza, lo que le produjo fractura y hundimiento de cráneo. 


Saracho era oriundo de Belén, pero vivía de la cría de cabras en el Puesto Roque Araya, distante a poco más de un kilómetro de la ciudad de Andalgalá.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias