Sucedió en Lincoln, Buenos Aires

Ultimó a balazos a su expareja en un baile frente a 300 personas

Tras matar a la mujer, el sexagenario se descerrajó un tiro en la cabeza y falleció a las horas.
martes, 25 de junio de 2019 00:53
martes, 25 de junio de 2019 00:53

Un hombre de 61 años mató a balazos a su expareja y se suicidó de un disparo en la cabeza durante un baile en un centro de jubilados del que participaban unas 300 personas y se desarrollaba un show en vivo de una banda de cumbia, en la localidad bonaerense de Lincoln, informaron fuentes policiales y judiciales.

El femicidio ocurrió alrededor de las 23.30 del domingo en el Centro de Jubilados “Doctora Sola”, en la prolongación de la avenida Menarvino, en la citada ciudad ubicada a unos 330 kilómetros de Capital Federal. 

Fuentes policiales y judiciales informaron que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Mabel Alicia Gauna, de 62 años, participaba de un baile al que habían ido unas 300 personas. 

Juan Pablo Masciulli, de 44 años, líder de la banda de cumbia Juan Pablo y sus Picaflores, oriunda de Chacabuco, dijo que estaba en la tercera parte de su show cuando escuchó una detonación. 

“En un primer momento pensé que se le había caído una bandeja a unos de los mozos pero después hubo dos estruendos más”, contó el músico, quien añadió: “La gente empezó a correr a la salida de emergencia porque no se sabía si era uno que le disparaba a cualquiera”. 

Según el artista, de acuerdo a los datos que se conocieron en el lugar, el agresor, identificado como Oscar Rubén Otero, llegó al centro de jubilados desarmado pero cuando vio a la mujer se tomó un remís a su casa de General Pinto.

“Le pidió a un remisero que estaba en la puerta que lo llevara a buscar una ‘medicación’ y en realidad era un arma de fuego”, agregó Masciulli. 

Según las fuentes, el agresor efectuó dos disparos con un revólver calibre .22 que impactaron en el cráneo de la mujer, quien murió casi en el acto. 

Casi inmediatamente, Otero se disparó en la cabeza y cayó al piso gravemente herido, tras lo cual fue trasladado al hospital municipal donde cerca de las 5.15 de la madrugada falleció a raíz de las lesiones sufridas. 

Efectivos de la comisaría de Lincoln fueron alertados por el femicidio y tras desalojar el salón comenzaron a investigar el ataque. 
El personal policial confirmó que la víctima, domiciliada en la localidad de Juan Bautista Alberdi, había mantenido una relación sentimental con Otero durante un año.

Los voceros añadieron que hacía aproximadamente un mes que la pareja había terminado, por razones que no trascendieron. 

La mujer, madre de cuatro hijos y empleada de limpieza en casas de la zona, no había radicado ninguna denuncia por violencia de género, aunque los pesquisas procuraban determinar si el homicida la hostigó o amenazó para que retomasen la relación.

En ese sentido, una fuente judicial aseguró que el hombre se había “obsesionado” con Gauna pero ella no llegó a pedir una medida de restricción de acercamiento. 

Si bien el líder de Juan Pablo y sus Picaflores dijo que le habían comentado que Otero había sido condenado a 14 años de cárcel por “matar a otra mujer”, los pesquisas no confirmaron esa versión. 

“En ese centro de jubilados tocamos cuatro veces por año, nunca pasó nada similar, ni siquiera una pelea. Era gente grande que buscaba divertirse y terminó conmocionada”, afirmó Masciulli. 

El hecho es investigado por el fiscal Carlos Colimedaglia, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Junín, que dispuso que se realice la correspondiente autopsia en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte.
 

5%
Satisfacción
2%
Esperanza
50%
Bronca
37%
Tristeza
2%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias