Se constituyeron formalmente como querellantes

Otras tres víctimas se suman a la causa del médico acusado de abuso sexual

Habrían sido ultrajadas cuando pretendían hacerse los estudios médicos para donar un riñón a un familiar.
domingo, 28 de julio de 2019 06:00
domingo, 28 de julio de 2019 06:00

Esta semana se constituyeron formalmente como querellantes, las otras tres víctimas que denunciaron al médico Luis Villalobo (51) por el delito de abuso sexual. Las tres mujeres habrían sido ultrajadas por el profesional de la medicina especialista en diagnóstico por imágenes, cuando intentaban donar un riñón a un familiar en 2017. 


Por su parte, también se conoció que la semana que viene, la fiscal Miryam López, quien lleva adelante la investigación, solicitará la audiencia de prisión preventiva para el facultativo de la medicina que continúa privado de su libertad, luego de haber sido detenido por otro hecho, ocurrido ese mismo año.


Cabe recordar que el caso del médico saltó a la luz a fines de junio, luego de que fue denunciado en enero y marzo de 2017, fue arrestado en averiguación de los aberrantes hechos que se le endilgan. 


El testimonio de una de las denunciantes que habría sido violentada sexualmente por el profesional de la salud fue estremecedor, ya que expuso la manera en la que el hombre se valía de la privacidad de su consultorio y del desconocimiento de las pacientes sobre los procedimientos médicos para cometer los abusos sexuales. 


Además, otras tres mujeres del interior provincial que se realizaron distintas pruebas médicas para saber si podían donarle un riñón a su madre, denunciaron también al médico Luis Villalobo. 


Según relataron ante la Justicia, en enero de 2017 dos hermanas y su tía se encontraban realizando análisis médicos con intenciones de donar a su pariente un riñón, lo que les había sido solicitado por la médica especialista en Nefrología.
Las mujeres concurrieron el 11 de enero de 2017 al hospital de Villa Dolores, donde fueron atendidas por el acusado y, según aseguraron posteriormente, éste les hizo la ecografía abdominal de manera normal, luego la ecografía intravaginal. Fue allí cuando se habrían producido las irregularidades.


Una de las presuntas víctimas relató que el médico le realizó frotamientos en el clítoris mientras le introducía el aparato en la vagina, mientras que también le habría introducido sus dedos junto al ecógrafo. La paciente se habría quejado por este proceder, pero el médico sólo le habría recomendado que se relaje, para luego introducirle el equipamiento vía anal.


El comportamiento del facultativo habría sido similar en los tres casos y al encontrarse con sus parientes, luego de completar los estudios correspondientes, todas coincidieron en que se habían sentido incómodas y vejadas en el consultorio.


Ante la duda, puesto que el médico les habría asegurado reiteradamente que todo formaba parte del procedimiento estándar, consultaron a una médica de guardia exhibiéndole los pedidos, para saber si lo que habían atravesado estaba relacionado con el análisis solicitado y la profesional les aseguró que lo que ocurrió no tenía ninguna explicación médica.


Las denunciantes indicaron que, muy molestas, fueron juntas a increpar a Villalobo y éste en un primer momento habría pedido disculpas porque el aparato se le había “deslizado por la vía anal sin querer”, pero pronto se retiró sin brindar mayores explicaciones.

5%
Satisfacción
2%
Esperanza
77%
Bronca
7%
Tristeza
5%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios

28/7/2019 | 18:17
#1
Esperemos que la Judticia aplique la Ley sin distingos de tratarse de un profesional

Otras Noticias