En una extensa carta relataba a su familia lo que haría

Muerte en Tinogasta: el hombre habría planeado el femicidio seguido de suicidio

Ramón González (65) había adquirido recientemente la soga con que asfixió a la joven.
viernes, 13 de septiembre de 2019 06:00
viernes, 13 de septiembre de 2019 06:00

Fuentes policiales dieron a conocer ayer a El Esquiú.com que tras las arduas pericias realizadas en el lugar en que se encontró la camioneta con los cuerpos de Nadia Giselle García (30) y  Ramón González (62), se confirma la hipótesis de femicidio seguido de suicidio y hay fuertes elementos que señalan que todo se habría tratado de un acto premeditado de este último. 
Según se dio a conocer, el personal de Homicidios y Criminalística, más el de la Unidad Regional Nº5 y la colaboración de personal de Bomberos Voluntarios de Tinogasta, llevó a cabo arduas tareas para esclarecer los hechos, bajo las órdenes de la Fiscalía de Quinta Circunscripción Judicial.


Al arribar al lugar, los policías -que debieron transitar hasta la zona a pie por las dificultades del terreno- encontraron la camioneta luego de que un trabajador de la zona de Cuesta de Zapata diera aviso de que había observado un vehículo estacionado a lo lejos.


Las puertas del vehículo permanecían cerradas y no se podía ver hacia el interior por el polarizado, pero los efectivos pronto descubrieron que los cuerpos se hallaban en el interior en estado de descomposición, ya que las muertes se habrían producido unos cuatro días antes, desde la  desaparición de la pareja, el último sábado.

 Autopsias

De acuerdo a lo informado, las operaciones de autopsia debieron realizarse en ese mismo lugar, por las condiciones en que se hallaban los cuerpos y el resultado para ambos fue que la muerte se produjo por asfixia causada por lazo. En el caso de Nadia, presentaba además, un fuerte traumatismo en el ojo izquierdo, lo que hace presumir que recibió un golpe que la había desvanecido antes de ser asfixiada.
El hombre habría atado el cuello de la joven a la parte superior del asiento de la camioneta hasta que dejó de respirar y luego habría hecho una maniobra similar en su persona, aunque atando la soga al volante del utilitario. Al llegar la Policía los dos asientos estaban reclinados.

Premeditación

Si bien la investigación se encuentra en curso y ayer se tomaron varios testimoniales para determinar cómo fueron las últimas horas de la pareja, se presume que el hecho habría sido premeditado, ya que en la parte trasera del vehículo se encontraron sogas que  habían sido adquiridas recientemente por González y una extensa carta que dirigió a su familia, en la que explicaba los motivos de su drástica determinación. 

Tortuosa relación 

Fuentes de El Esquiú.com indicaron que la pareja llevaba años de relación, pero habían tenido un corte en la misma, momento en que González se habría relacionado con alguien del entorno cercano de Nadia. Tras esto, a principios de agosto, la pareja habría dado por finalizada la relación sentimental.
La joven de 30 años tenía tres hijos de 8, 12 y 15 años.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
75%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias