Operativos antidrogas en la zona sur de la Capital

Narco reincidente fue detenido en plena venta de drogas tras dos allanamientos

El conocido dealer apodado “Diegolín” había sido detenido por el mismo delito en enero de este año. También demoraron al comprador.
domingo, 11 de octubre de 2020 01:28
domingo, 11 de octubre de 2020 01:28

Casi como una novela repetida por la pandemia, Diego Bazán, apodado “Diegolín”, fue detenido el viernes nuevamente por comercialización de estupefacientes: esta vez la policía lo sorprendió mientras efectuaba una venta de droga, por lo que también demoraron al comprador. En enero de este año ya había sido detenido por el mismo delito.


La detención se logró gracias a dos procedimientos efectuados por personal de la dirección de Drogas Peligrosas en domicilios de calle Neuquén 1.460 y Villegas 1.435 con resultados positivos.


En el primero de ellos, lugar donde habita Bazán, según fuentes judiciales, alrededor de las 21.30 secuestraron dos balanzas tipo grameras, de color gris, 14 envoltorios de nylon conteniendo en su interior sustancia tipo polvo de color blanco, con un peso de 9 gramos, que al ser sometidas a la prueba de campo orientativa resultó ser cocaína; una “bochita” de marihuana, tres cigarrillos con la misma sustancia, una planta que por sus características sería cannabis sativa (marihuana), de 50 centímetros de altura; 31.000 pesos y recortes de nylon listos para fraccionar la sustancia.


 En el segundo domicilio, lugar donde reside la familia Luna, se incautaron 10 gramos de marihuana, dos plantas de la variedad cannabis sativa de 70 centímetros aproximadamente cada una, seis semillas de la variedad cannabis sativa y revistas referentes al cultivo y cosecha de la misma planta.


El conocido narco local había sido detenido en enero de este año, también por infracción a la ley Nº 23.737.

66%
Satisfacción
8%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

11/10/2020 | 08:49
#0
Habría que saber el motivo por el cual se lo dejó libre en Enero. Seguramente, algún juez iluso, le otorgó una prisión domiciliaria.