Grave vuelco de un camión en La Cébila

Se quedó sin frenos y debió arrojarse del vehículo en movimiento para salvar su vida

El chofer de un camión que transportaba cerámicos, realizó la peligrosa maniobra y sufrió lesiones de consideración.
lunes, 19 de octubre de 2020 00:24
lunes, 19 de octubre de 2020 00:24

El sábado a la noche, un grave accidente se produjo en la denominada Cuesta de La Cébila, donde un camionero oriundo de Salta, tras sufrir un desperfecto mecánico decidió arrojarse del vehículo en movimiento para salvar su vida. 


Según informaron fuentes policiales, el hecho de tránsito sucedió alrededor de las 21.30, a unos 10 kilómetros del empalme de las rutas provincial N° 46 y nacional 60, en Pomán. 


Allí, el conductor identificado como Marcos Omar Vázquez (40), circulaba al mando de un camión de colores gris y blanco, dominio DQT-444, transportando cerámico, desde la provincia de Salta y por causas que se tratan de establecer perdió el control del rodado y volcó a un costado de la calzada, sufriendo lesiones que demandaron la asistencia de profesionales médicos del hospital de la Villa de Pomán, quienes lo derivaron al hospital de urgencias de esta ciudad Capital.


Como consecuencia del siniestro vial, el conductor sufrió fractura en antebrazo derecho, corte profundo en cuero cabelludo, dislocación de hombro izquierdo y escoriaciones varias.


Según información extraoficial a la que accedió este diario, presuntamente el vehículo al tomar una curva cerrada se habría quedado sin frenos, por lo que el chofer, al detectar tal anomalía y observar que el vehículo no respondía, habría decidido arrojarse del rodado en movimiento. 


Las mismas fuentes aseguraron que Vázquez provenía desde la ciudad de Salta con destino a la capital riojana, con un cargamento de gran peso. 


En el lugar, trabajó personal de la Comisaría Departamental Pomán y labró las actuaciones de rigor, bajo las directivas de la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial a cargo de la fiscal Soledad Rodríguez.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
87%
Tristeza
12%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

19/10/2020 | 09:04
#0
La solución fue más bien drástica: dejar el camión a la buena de Dios y tratar de salvarse. Para quienes vemos de afuera, encarar el vehículo hacia la montaña era una manera de aminorar el impacto. Claro que si estaba oscuro, era más fácil arrojarse y evitar, supuestamente, males mayores. No hay grandes pendientes en La Cébila...

Otras Noticias