Su familia pide justicia

Casi quedó ciego tras una brutal golpiza y los presuntos autores fueron liberados

Un hombre de 58 años fue atacado por malvivientes el pasado 31 de mayo y tiene comprometida su visión.
lunes, 8 de junio de 2020 00:50
lunes, 8 de junio de 2020 00:50

La familia de un hombre de 58 años que recibió una brutal golpiza por parte de al menos ocho personas y casi queda ciego pide justicia, ya que la policía pudo dar con los presuntos autores pero la Justicia ordenó su libertad el mismo día del hecho. 

A través de las redes sociales, Sonia Segovia, hermana de Juan Carlos Segovia (58), realizó un fuerte descargo contra la fiscal Myriam López, quien apenas imputó a dos de los supuestos atacantes por robo agravado y ordenó el cese del arresto, mientras que la víctima actualmente padece trastornos producto de las graves heridas recibidas y debe someterse a una nueva intervención quirúrgica para poder recuperar parte de la visión. 

De acuerdo al relato de la joven en su cuenta de Facebook, el ataque sucedió “el domingo 31 de mayo, entre las 6 y 7 de la mañana, en momentos en que mi hermano se desplazaba de la casa de su hija, dirigiéndose a la casa paterna (en la zona norte de la Capital), es interceptado por aproximadamente ocho personas, todos mayores de edad”. 

De acuerdo con el relato, “se le acerca uno y le pide la plata, él le entrega la totalidad de su dinero. No conformes con esto, el otro le pide la campera, él le entrega la campera y siente un fuerte golpe en la nuca que lo hace caer al piso, empezaron a pegarle con cinto por todo el cuerpo. En eso se le sale la capucha a uno de ellos y mi hermano lo reconoce, es entonces que llama por el nombre a esta persona, que es reconocida, y le pide que no le peguen más”, lamentó.

A partir de allí comenzó el martirio del hombre, que solo pretendía llegar hasta su casa. “Es allí que el escucha que esta misma persona les dice a los demás ‘LO CAGUEMOS MATANDO, LO CAGUEMOS MATANDO, ME RECONOCIÓ’. En ese momento se centraron todos en pegarle patadas en la cabeza, así como también en diversas partes del cuerpo”, continuó el relato la joven de apellido Segovia. 

“Al ver mi hermano que no cesaban de pegarle, es que se hace el muerto, y lo estiraban para largarlo del puente al canal. Allí siente que pasa un automóvil y todos corren dejándolo tirado y completamente desnudo, él se levanta y se va a la casa de mis padres”.

“Cuando llega, yo lo veo todo ensangrentado, lo visto con la ayuda de mi hija, lo cargo en mi auto y lo llevó al Hospital S. J. B. Ingresa por Emergencias inmediatamente. La doctora que lo recibe le hace los estudios (resonancia) y al tener los resultados sale y me dice que, por la gravedad de la salud de mi hermano, iba ser trasladado al Sanatorio Pasteur. Es llevado en la ambulancia del hospital e ingresa a la sala de terapia intensiva, lugar donde estuvo hasta el día de ayer (por el viernes)”. 

“Yo me desplacé e hice la denuncia en la Unidad Judicial 7, donde se hicieron presentes al instante efectivos de la Brigada. Me entrevisto con ellos y les doy los datos que mi hermano me había dicho, el personal de la Brigada, incluido el jefe, trabajaron día y noche hasta lograr tener ESCLARECIDA la causa”, escribió.

Sin embargo, el calvario para esta familia no terminaría allí. Sonia Segovia relató que la fiscal de Instrucción N° 8, Myriam López, los dejó en libertad. “Solo los imputó por ‘Robo agravado en poblado y en banda’. Yo le pregunto a la señora fiscal, ¿y la salud de mi hermano qué?”, lamentó. 

“El día de ayer -por el viernes- le dieron el alta, el perdió la visión del ojo izquierdo y del derecho tiene un 40% nada más. El lunes, cuando lo llevo, le hacen otro estudio para ver si se puede a través de una cirugía recuperarle algo más de visión del ojo derecho, y la señora fiscal ya los liberó a todos”, remarcó.

“Esto no termina acá, ya que mi hermano tiene traumatismo de cráneo y hematomas en todo el cuerpo, le faltan algunas piezas dentales, hasta perdió el conocimiento, porque no recuerda nada ni sabe por qué estaba internado... Salieron en libertad y andaban ofertando las zapatillas de él, así como también a la campera”, repudió. 

Finalmente, en nombre de su familia, la hermana de la víctima pidió: “Creo que tiene que tomar cartas en el asunto, Señora Fiscal Myriam López, porque no solo le robaron, sino que también quisieron matarlo. Cambie la carátula de la causa, pida informe al Sanatorio Pasteur, por favor le pido, Señora Fiscal”. 

Fuentes policiales consultadas por El Esquiú.com corroboraron que de la totalidad de los atacantes, al menos dos habrían sido detenidos, pero en menos de 24 horas recuperaron la libertad. Desde ese momento hasta el cierre de esta edición no se habían ordenado por parte de la Justicia otras medidas respecto al caso.
 

0%
Satisfacción
5%
Esperanza
84%
Bronca
10%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

9/6/2020 | 11:30
#0
Como puede ser que una persona que va caminando rumbo a su casa sea Asaltado, Robado y Golpeado hasta casi matarlo, por varios Delincuentes y esta fiscal libere a los detenidos x este Brutal hecho al dia posterior a su detencion? Este tipo de manejos de la fiscal solo alienta a la justicia por mano propia, que No es lo correcto, lo correcto seria que la ley te proteja, y que caiga con todo su peso a Delincuentes que casi matan a este Sr. Este sr. es un hombre de trabajo por lo que lei, No tiene problemas con nadie. Alguien deberia Evaluar este tipo de manejos de esta fiscal, por que No parece de alguien que Merezca ese cargo.

Otras Noticias