Temen por sus vidas porque están amenazados

Pareja gay atacada consiguió ayuda y asistencia para mudarse del barrio

Denunciaron ante la Justicia y públicamente a sus vecinos por agredirlos física y verbalmente de modo brutal.
sábado, 22 de mayo de 2021 01:32

La pareja gay que sufrió ataques, discriminaciones y muestras de odio en el barrio El Potrerillo, cuyo caso reflejara días pasados El Esquiú.com, se irá de ese barrio porque consideran que siguen expuestos a un riesgo permanente.

Pablo Ludueño y Saulo Espíndola, quienes contaron a este diario la dura situación que viven desde hace más de un año en ese conjunto habitacional, indicaron que la ayuda para el acceso a otra vivienda provino del Hogar Warmi, que depende de ministerio de Gobierno,  Justicia y Derechos Humanos de la provincia.

“Nos consiguieron una solución y gracias a Dios nos van a trasladar a una vivienda por esta situación. Yo quería agradecer el acompañamiento de este organismo, porque hasta ahora fueron varios que se comunicaron, pero las únicas que nos brindaron algo concreto fueron ellas, la doctora Silvia Sánchez, la licenciada en psicología Fuentes y la asistente Social Marcela Gómez”, indicó Pablo, agregando que les ofrecieron asistencia y acompañamiento psicológico.

Asimismo, el joven agradeció a este medio, ya que “si esto no se hubiera hecho público, no habría pasado nada. Muchísima gente se solidarizó, organizaciones y particulares. La MST, que vinieron a casa y luego organizaron una radio abierta pidiendo por nosotros. También la exdelegada del Inadi con la concejal Alicia Mercado, la agrupación Nuestra América, ASDA, Inadi y Derechos Humanos se comunicaron y comprometieron a acompañarnos”, detalló mostrándose sumamente agradecido.

Homofobia

Cabe recordar que la pareja sufrió actos extremos de discriminación en el barrio donde alquilan una vivienda, particularmente proveniente de los dueños de un taller mecánico ubicado al lado de su casa, en Gaspar Doncel al 1700.

 Además de recibir permanentes insultos por su orientación sexual, en julio del año pasado, uno de los jóvenes fue atacado violentamente por un grupo de 11 personas, quienes profirieron golpes con distintos elementos mientras filmaban y se burlaban.
Llegaron a radicar cuatro denuncias por estos hechos, pero no obtenían soluciones o ayuda.
 

25%
Satisfacción
14%
Esperanza
11%
Bronca
40%
Tristeza
0%
Incertidumbre
8%
Indiferencia

Comentarios

22/5/2021 | 12:07
#1
Que horror! En todo sentido estamos en el horno con este gobierno. Tuvo que intervenir un Diario, El Esquiú, para que las autoridades tomen cartas en el asunto y saquen de la galera una solución para esta gente. Pobres de los que no van a los Diarios y se quedan esperando respuestas de las denuncias que se cansan de hacer ante la policía, las famosas unidades judiciales que no sirven para nada o los fiscales que esperan que haya muertos para actuar.
22/5/2021 | 12:03
#0
Claro, seguimos con la solución que se daba a los problemas desde el siglo pasado, que la víctima se vaya lejos, que se esconda, que no diga nada. En este caso esas lacras violentas quedan muy tranquilos en su taller, envalentonados para seguir imponiéndose ante indefensos hasta que maten a alguien como ya sucedió en catamarca. Al final el gobierno o quien haya sido el que los ayudó a irse, no hizo más que sacarle el problema a la policía y a la justicia que no hicieron nada.
22/5/2021 | 10:36
#-1
Que mal que estamos, vemos estos dias varios casos en que la solucion es sacar a las victimas de su hogar. Con esto se logra que los violentas se crean mas impunes y que pase la otra victima total no pasa nada. En conclusion los de derechos humanos siempre estan de lado de los delincuentes

Otras Noticias