Habló Andrea Navarro, la mujer apuñalada por un adolescente en el Sur

“No fueron 37 puñaladas, fueron más de 40. Necesito que se haga justicia”

Hoy, en la audiencia de prisión preventiva, el Fuero Penal Juvenil define si el adolescente que la atacó sigue detenido.
viernes, 11 de febrero de 2022 01:09
viernes, 11 de febrero de 2022 01:09

Andrea Navarro, la mujer que fue apuñalada numerosas veces en su domicilio en el barrio 107 viviendas Sur el 30 de enero pasado, en un dramático relato, en el que no pudo evitar quebrarse en varias oportunidades, contó en El Esquiú Play cómo se dieron los hechos, pidió justicia y rogó: “Tiene que seguir tras las rejas. Ruego a los jueces, a los fiscales, que en esta audiencia hagan lo que les corresponde y él siga encerrado”.

“Mañana (por hoy) es la audiencia a las 10 de la mañana y no me para de doler el pecho pensando en qué va a pasar, si le dan domiciliaria. Quisiera creer en la Justicia y que a los que les corresponde, no me abandonen. Por favor, no me dejen sola”, pidió.
A su vez, Andrea aclaró que “no fueron 37 puñaladas, fueron más de 40”, dijo en referencia a las heridas que el joven le produjo.
“Quiero que la Justicia sea justa y le den la pena mayor. Si hoy es así y le dan 12 años de prisión, va a salir con 30 años, más resentido que ahora y matar a quien se le cruce. No voy a dejar de pedir justicia”, dijo, indicando que de acuerdo a los últimos informes médicos, aún no está recuperada totalmente y tiene riesgos de sufrir un colapso pulmonar. También contó que no ha recibido asistencia psicológica pese a su estado.

Ataque
Con respecto a la madrugada de los hechos, la mujer relató que despertó y el joven estaba ya en el interior de su habitación con el cuchillo en la mano. “Me empezó a acuchillar, me acuchilló los pechos y me empecé a sentir mal. Sentí algo calentito y era mi sangre y me siguió acuchillando en el piso, aunque le dije ‘llevate todo’ pero a todo esto yo estaba desangrándome”.
Andrea relató que el adolescente se estaba retirando pero volvió desde la ventana para seguir apuñalándola. 

“No me robaron una cosita y se escaparon, me quisieron matar. No puedo volver a mi casa del terror que tengo”, aseguró, agregando que “mi vida cambió para siempre, no puedo vivir tranquila, me hacen dormir con pastillas, tengo ataques de pánico. Lo veo a él en todos lados con el cuchillo en la mano y tengo miedo de morirme todas las noches”.

Sobre las motivaciones que llevaron al adolescente a atacarla de esa manera, dijo que “lo reconocí inmediatamente, supe que era él porque siempre duermo con la luz del baño prendida. Ya me entraron a robar otras veces y una de ellas me amenazaron con un arma. Cuando él se acerca, quería matarme porque se dio cuenta que lo reconocí”.

“Conocía a esa familia, aparentemente la madre los abandonó y el padre también. Sus hermanitas lo ayudaron a esconder la ropa con sangre. Son criaturas y ya están siendo cómplices del hermano”, relató también.
“Hoy estoy acá, pero mis papás podrían estar con una foto llorándome y agradezco a toda Catamarca y especialmente a mi familia (...), unos guerreros”.

0%
Satisfacción
3%
Esperanza
48%
Bronca
48%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias