Crimen de Miguel Ángel Apaza

Reconocen a “Javi” Gordillo como el conductor de la moto y dijo que Santos “entregó” a Apaza

Fue durante la tercera audiencia del juicio oral en el que se ventila el crimen y por el cual ocho personas comparten el banquillo de los acusados en la Cámara Penal N° 1.
jueves, 26 de octubre de 2023 02:21
jueves, 26 de octubre de 2023 02:21

Ante el tribunal integrado por los jueces Fernando Esteban, Mauricio Navarro Foressi y Miguel Ángel Lozano, declararon cuatro de seis testigos que habían comparecido para la audiencia en razón de que uno de los abogados debía retirarse por otra audiencia fijada con antelación en el fuero federal.

Entre los testigos que prestaron declaración desfilaron Fabio Bravo, Walter Molina, Víctor Apaza y Walter Córdoba alias “Chelín”, siendo este el testimonio más importante de la jornada.

Si bien, sentado en el recinto y ante los jueces, “Chelín” fue escueto al momento de contar lo que recordaba de aquella noche del 7 de octubre del año 2015 cuando acribillaron a Miguel Ángel Apaza, ratificó las tres declaraciones que efectuó durante la investigación penal preparatoria a días de ocurrido el hecho.

En la sala, se escuchó en esa oportunidad por “Chelín”, quien había sido ya nombrado en el juicio en la audiencia anterior por Juan Apaza, hermano de la víctima y el primer testigo en declarar en el debate, que “Javi” Pío Gordillo era una de las cuatro personas que pasaron a alta velocidad en dos motos luego de escuchar la detonación de los disparos.

En esa misma línea, “Chelín” declaró que aquel día fueron él y un amigo a buscar unos pollos que le había pedido la víctima, con quien trabajaba y a quien le agradeció haberlo sacado de la calle. Luego de entregárselos, les pidió que se fueran porque iba a ir Ever Santos (otro de los imputados) llevándole el pago de un rescate de una moto que después tenían que ir a buscar.

“Él (Santos) era el único que sabía que ‘Puchi’ (Apaza), tenía que ir a buscar la moto. Él fue quien lo entregó”, respondió el testigo a pregunta de una de las partes.

El testigo dejó también al descubierto el “mercado negro del robo de motos”, un flagelo que afectó y afecta a nuestra provincia desde hace años.

Se trataba de bandas en donde cada uno cumplía un rol específico. En este caso, por los dichos de los testigos, Miguel Ángel Apaza era quien cobraba el rescate, buscaba la moto que habían dejado “en el aguantadero” y luego la entregaba al propietario.

Cabe recordar que por el encubrimiento (tener la moto robada) está sentado en el banquillo Juan Carlos Encina, sobrino de la víctima.

 

Para el viernes

Si bien para la audiencia de ayer estaban citados seis testigos, “Kity” Gordillo (la propietaria de la moto robada) y otro testigo de apellido Navarro no declararon y se pasó su testimonio para mañana viernes. 

Ese día, el presidente del tribunal adelantó se concluirá con la ronda de los testigos y se ingresará en la recta final. A pedido de algunas de las defensas, los alegatos serán recién la próxima semana.

Comentarios

Otras Noticias